ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: La policía busca a estos cuatro fugitivos relacionados con los atentados (imágenes)

El dilema de Florentino: no hay ninguna oferta en firme por James... a ese precio


Florentino Pérez y James Rodríguez

Florentino Pérez y James Rodríguez

"James no tiene quién le compre". Así lo aseguran desde fuentes cercanas al Real Madrid. A día de hoy a las oficinas de Concha Espina no ha llegado una sola oferta en firme para llevarse al mediapunta colombiano. Y es la operación que más inquieta en el Real Madrid y preocupa a su Presidente, Florentino Pérez, que ve como la operación salida del internacional cafetero se complica porque, de momento, no hay comprador. 

Zidane no cuenta con el colombiano y el próximo fichaje de Ceballos, que se une a Isco, Asensio y Kovacic (los tres pueden jugar en la posición de James) se lo ha dejado muy claro. James se llevó la decepción de su carrera cuando el técnico francés le dejó en la grada en la final de la Champions League frente a la Juventus. Ahí el colombiano  terminó de darse cuenta de que no tiene sitio en la plantilla blanca y su enfado se hizo notar en la celebración de la duodécima.

Porque James tampoco quiere continuar y así se lo ha hecho saber al club, tanto en público como en privado. En diciembre, cuando el Real Madrid ganó el Mundial de Clubes, el colombiano lo 'celebró' así: "No puedo asegurar que vaya a seguir. Tengo ofertas y tengo siete días para pensar. Estoy feliz en Madrid, pero quiero jugar más. Tengo un punto de amargura por no haber jugado en la final, pero estoy feliz por el título".

James: "Mi relación con Zidane no es mala ni está rota, es apta" James: "Mi relación con Zidane no es mala ni está rota, es apta"

James: "Mi relación con Zidane no es mala ni está rota, es apta"

Porque ofertas tuvo el pasado verano y en el mercado invernal. A partir de ahí especulaciones. Que si ofertas del Chelsea, del Manchester United, del Milan, de la Juventus... pero lo cierto es que en la primera semana de julio no llegó ninguna oferta en firme a las oficinas del Santiago Bernabéu.

El Madrid se lo quiere colocar en el mercado, pero espera recuperar la inversión que realizó tras el Mundial de Brasil 2014, donde fue una de las sensaciones. El precio que pagó por él al Mónaco fue de crack: 80 millones de euros. Todavía están en la retina las imágenes de su presentación, con el coliseo blanco lleno de compatriotas de James, que lo veneraron como a un auténtico ídolo.

Florentino afirmó minutos después de que el Real Madrid ganara la duodécima que el colombiano "es unextraordinario jugador, pero cuando tienes tantos... Yo me quedaría con todos. Hablaremos con el entrenador que es el que marcará el futuro". Y Zidane lo tiene claro, no hay hueco en su plantilla para James.

Hoy, tres años después de su fichaje, se puede decir que, por unas cosas o por otras, lesiones incluidas, James no ha triunfado en el Real Madrid como soñaron los madridistas en su primera gran temporada. Pero Florentino Pérez no lo quiere regalar. Hasta el 30 de agosto no se puede descartar nada. El problema, que en en este caso no depende exclusivamente de él. Hace falta que alguien quiera comprar al colombiano y, de momento, nadie se pone a la cola.