El Sevilla podría reclamar a la FIFA 10 millones y sanciones a Vitolo y al Atlético


  • Si el club andaluz decide denunciar, debe demostrar que los agentes y el padre del jugador tienen poderes suficientes como para que su firmas sean válidas para la renovación.

  • El presidente afirmó el lunes que todo estaba cerrado "por escrito con sus agentes y su padre a la falta de la firma del jugador".

Vitolo controla un balón durante el partido.

Vitolo controla un balón durante el partido. Getty Images.

Fin al culebrón. O no. Vitolo (a través del director general de la UD Las Palmas) ha depositado en la sede de la Liga de Fútbol Profesional los 40 millones de euros de su cláusula de rescisión apenas día y medio después de que el presidente Pepe Castro afirmara que había renovado con el Sevilla hasta 2022. Pero en la noche del lunes, una llamada de Simeone dio la vuelta a la situación y frenó en seco esa operación para que se decantara por cambiar de aires.

El presidente del Sevilla aseguró que "tenemos un acuerdo por escrito con sus agentes y su padre a la falta de la firma del jugador, que no estaba ayer, y que esperemos que se produzca hoy. Hay documentación con una aceptación de la oferta de todos los puntos. Hablé anoche con el jugador y supongo que durante el día de hoy o mañana se debe producir. No he tenido más reuniones con la gente de Bahía. No nos hemos visto, estamos a falta de resolver documentalmente lo que ayer se pactó".

Una vez que el jugador ha fichado por el Atlético (aunque jugará hasta enero en Las Palmas por la sanción FIFA que pesa sobre los rojiblancos), el Sevilla estudia denunciar al jugador por incumplimiento de contrato y al Atlético de Madrid. Gerardo Siguero, abogado experto en Derecho mercantil y deportivo (www.codeabogados.com) ha elaborado un informe en el que detalla las posibles situaciones, la más lógica, que el "contrato laboral para registrar en la Federación Española de Fútbol quedó pendiente de la firma del jugador, como es normal".

El quid de la cuestión entonces es que el jugador no firmó, sino que "sus agentes y su padre" lo hicieron sobre alguna propuesta. En este caso, "el consentimiento sería suficiente y los documentos, totalmente vinculantes" ya que tienen "el poder para representar al jugador". El jurista se plantea a partir de ahí, si las firmas recogidas por el Sevilla son válidas para dar por cerrada la renovación.

"A favor, el artículo 2 del Reglamento FIFA de 2015 sobre el Estatuto y Transferencia de Jugadores, y el artículo 3 del RD  1006/1985 de 26 de junio [...] La mejor solución en términos jurídicos es considerar que no es un contrato formal [...] sino que se hace para facilitar la prueba de estos contratos, pero nunca supeditando su validez", explica el jurista.

Pero no sería algo definitivo si la FIFA considerara que las firmas de su padre y su agentes fueran suficientes para cerrar la renovación. La duda es si "el contrato de representación (de Vitolo) con su agencia (Bahía) permitiese firmar documentos de este tipo". Y añade que "la intervención de su padre, firmando documentos (según dijo el presidente) parece un complemento para sus agentes, con ánimo de evitar un nuevo “Caso Figo”. Por tanto, no decantamos por pensar que la firma del padre de Vitolo y de su agente fue suficiente para generar un contrato totalmente obligatorio. La norma jurídica a aplicar sería estrictamente española y de derecho privado, en concreto, el artículo 1727 del CC".

¿Sanciones económicas y deportivas?

Gerardo Siguero reconoce que Vitolo "podrá romper su contrato en virtud de su cláusula de rescisión, basada en su contrato antiguo", que son los 40 millones que se han depositado en la sede de la LFP, ya que la Federación no ha registrado la renovación del jugador con el Sevilla a falta de la firma del futbolista canario.

A pesar de ello, "el Sevilla podrá reclamar a la FIFA daños y perjuicios por valor de al menos, 10 millones de euros (más intereses y otros conceptos)". Es la cantidad que difiere de la cláusula antigua a la de 50 millones que el Sevilla afirma haber pactado. "FIFA dictaminatá a través del DRC" y podría "llegar al TAS" siempre y cuando el club andaluz decida ir a los tribunales.

El abogado también plantea la posibilidad de sanciones deportivas si la FIFA considera que "el contrato de Vitolo se ha renovado" con el Sevilla. "Pensamos que sí, se habrá incumplido un Principio General del derecho FIFA y del sistema de leyes español: el principio de estabilidad contractual. Y se habrá hecho dentro del período protegido por la renovación".

Esto supondría que "Vitolo puede ser sancionado a 4 a 6 meses sin competir y que Atlético de Madrid, o incluso la Unión Deportiva Las Palmas, también pueden sufrir sanciones deportivas". Serían similares a las que "ya ha sufrido el propio equipo colchonero: al menos 2 ventanas con prohibición de inscribir futbolistas. El artículo 17.3 y 4 del Reglamento FIFA es muy claro al respecto. Lo que vaya a pasar, nunca se sabe. Y menos, estando la FIFA de por medio", finaliza el jurista.