A. del Moral dice que al Real se le pide que juegue en "champions" pero sin presupuesto

  • Madrid, 30 mar (EFE).- Al Teatro Real se le exige que juegue en la "Liga de Campeones" de los coliseos de ópera, pero sin el presupuesto que tienen "los grandes clubes", sin embargo lo hace y lo volverá a hacer en la temporada 2009/2010, la última en la que Antonio del Moral será su director artístico.

A. del Moral dice que al Real se le pide que juegue en "champions" pero sin presupuesto

A. del Moral dice que al Real se le pide que juegue en "champions" pero sin presupuesto

Madrid, 30 mar (EFE).- Al Teatro Real se le exige que juegue en la "Liga de Campeones" de los coliseos de ópera, pero sin el presupuesto que tienen "los grandes clubes", sin embargo lo hace y lo volverá a hacer en la temporada 2009/2010, la última en la que Antonio del Moral será su director artístico.

"He hecho lo que quería", se precia el director en una entrevista con Efe.

Del porqué de su salida del Real -anunciada en septiembre, poco después de que Jesús López Cobos, el director musical, renunciara ante la falta de respuesta del Real a la renovación de su contrato- no quiere hablar. "Por el momento", precisa.

Del Moral llegó en 2005 al teatro, resolvió la transición con lo que había programado su antecesor, Emilio Sagi, y se centró en hacer para las temporadas del 2007 al 2010 un "tríptico" con un hilo de contenidos común, sustentado en el propósito de abrir el teatro a nuevos públicos, con una oferta multidisciplinar y con los intérpretes idóneos para cada repertorio.

Cree que lo ha conseguido aunque subraya que no es él, sino el público, la crítica "y el tiempo" quienes deben valorar su paso por el Real, en el que confiesa que ha preferido siempre "estar una vez colorado que mil amarillo", ya que reconocer no ser nada diplomático y decir siempre lo que piensa.

Se ha entendido "a las mil maravillas" con López Cobos -"es imprescindible la perfecta comunión, la complicidad absoluta, entre el director artístico y el musical"- y con el director general, Miguel Muñiz.

Del resto de "los que mandan", es decir, la comisión ejecutiva, que depende del patronato que preside Gregorio Marañón, no quiere siquiera hacer mención. "No quiero hablar de las circunstancias que han rodeado mi salida del teatro, prefiero centrarme", afirma.

Dice que al Real "se le exige" que compita con los teatros mas importantes del mundo, es decir, el Covent Garden o el Metropolitan de Nueva York, pero con mucho menos dinero.

"Estamos ofreciendo una oferta cultural muy importante con un presupuesto mucho más bajo, como el que de Lyon o Ginebra. Se nos exige que estemos jugando la Liga de campeones pero, claro, no tenemos el presupuesto ni del Real Madrid ni del Barcelona", lamenta y reivindica el "gran esfuerzo" que está haciendo todo el equipo del teatro.

No se va del Teatro Real con frustraciones. "Creo que he conseguido lo que me he propuesto y he hecho lo que quería".

Y lo que quería para la temporada 2009/2010 es traer a Plácido Domingo para que "descubra su nueva etapa" cantando "Simon Boccanegra", que estrenará en Berlín y llevará luego a la Scala y al Metropolitan; al Bolshoi, "la única gran compañía que nunca había actuado en el Real", y a Renée Fleming, que intervendrá en el ciclo "Grandes Voces", otra de las contribuciones de del Moral al coliseo.

Pero también quiere destacar que Marcelo Álvarez será "Andrea Chènier", dos meses después de estrenarla en París; que Nina Stemme, "una de las grandes cantantes dramáticas actuales", debutará en el Real con "Salomé"; que Juan Diego Flórez interpretará "la exigente""I Puritani", y que se representará "Die tote Stad" (La ciudad muerta", una obra "muy difícil", con Pinchas Steinberg en la dirección.

"No quiero presumir de nada, pero sí me gustaría que se viera que he intentado hacer un trabajo con coherencia, profesional y de calidad", señala, y sólo quiere adelantar sobre su futuro que se tomará seis meses sabáticos "para vivir tranquilo".

Le gustaría que el Real, que en una reciente encuesta entre el público ha obtenido un "notable alto", fuera cada vez "un poquito mejor". Él lo ha dado "todo" para que así fuera y lo seguirá haciendo hasta el 29 de julio del año que viene, cuando hará "mutis" con la última representación de "Simon Boccanegra".