Abel Resino espera que el Calderón "sea una fiesta": "El equipo está confiado y con ganas"

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El entrenador del Atlético de Madrid, Abel Resino, confía en que su equipo consiga mañana el triunfo ante el Almería y, en el peor de los casos el empate que les hace falta para certificar su clasificación para la Liga de Campeones.

"El equipo tiene mucha ilusión y la afición se merece el premio de entrar en la 'Champions. No podemos salir a empatar, debemos ir a por la victoria, otra cosa es que luego el partido se dé de una manera que no queremos. El equipo está confiado y con ganas de llegar a alcanzar el objetivo", expresó.

El técnico espera que el Calderón "sea una fiesta", pero sabe que el Almería no será un convidado de piedra e "intentará ganar seguro" liderado por Negredo y con Hugo Sánchez en el banquillo. "Le conozco desde hace años, fuimos rivales cuando yo era jugador del Atlético de Madrid y él del Real Madrid, pero siempre hemos tenido buena relación, le deseo todo lo mejor a partir del próximo domingo", indicó.

De todas formas, advierte de que "el partido será largo y habrá mucha tensión", pero confía en sacarlo adelante. "Contamos también con la afición, que está alentándonos y seguro que eso nos va a dar el último empujón", deseó.

"DE MI FUTURO YA EMPEZARÉ A PREOCUPARME EL LUNES".

El toledano, reconoce que Simao Sabrosa es "un pilar básico en el equipo", pero asegura que su ausencia "no preocupa" porque confía en el resto para suplirle, de igual modo destaca el juego de todos para haber llevado a Forlán a estar cerca de ser el 'pichichi'.

"Forlán tiene un tiene un tanto por ciento muy alto en las posibilidades de que el equipo entre en la 'Champions', pero el fútbol es un bloque, no un solo jugador. Sin el compromiso del resto, es difícil que un jugador logre es galardón", consideró.

Así, sabe que será "muy buena noticia" que se logren las dos metas, la personal del uruguayo y la colectiva del equipo, que "también habrá participado también de alguna manera en ese premio".

Finalmente, Abel no quiso referirse al hecho de que el de mañana podría ser su último partido en el banquillo del Atlético de Madrid. "Ahora lo importante es el equipo, de mi futuro ya empezaré a preocuparme el lunes. Todo lo que sea sumar y hacer las cosas bien, me hace estar orgulloso del trabajo que realizamos", concluyó.