AFE acuerda crear una Comisión para negociar con la RFEF soluciones a la "gravísima" situación de Segunda B

Apela al "diálogo" y a un "mensaje conciliador", pero advierte de que los problemas de impagos batirán récords históricos el 31 de julio

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) celebró hoy en Madrid su Asamblea General Ordinaria en la que, entre otros temas, se estudiaron soluciones a la "gravísima" situación económica que se vive en los clubes de Segunda División B, para lo que se acordó la creación de una Comisión que trasladará las propuestas a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Los miembros de la AFE estuvieron reunidos por espacio de unas cuatro horas, debatiendo, mayoritariamente los problemas de morosidad que ya se están notando y que batirán récords históricos cuando el próximo 31 de julio concluya el plazo para los pagos a los jugadores.

Así, lo explicó a la prensa tras la Asamblea, el presidente de la AFE, Gerardo González Movilla, que señaló que el convenio colectivo que tan ardua negociación requirió antes de ser firmado el año pasado "ofrece garantías suficientes" para que no haya dificultades en las dos principales categorías.

Así, en Primera no habría problemas, aseguró, recalcando que no tiene "dudas de que el Valencia va a resolver sus cuestiones", como así lo comentó con Rubén Baraja, que acudió hoy a la Asamblea junto a un gran número de futbolistas, entre ellos el vicepresidente Raúl González, que acudió con cierto retraso.

Por su parte, en Segunda, gracias al fondo de garantía salarial, se conseguirá que los futbolistas "cobren al cien por cien": "Hay dificultades, y clubes con posibilidad de descender por morosidad, pero creo que no habrá riesgo y esperemos que no haya problemas el 31 de julio".

"LA RFEF DEBE CUMPLIR SUS COMPROMISOS".

Sin embargo, González Movilla advirtió de que "la preocupación está en Segunda B", donde hay clubes en los que los jugadores llevan "6 ó 7 meses sin cobrar y algunos con atrasos del año pasado".

La búsqueda de soluciones para fijar mayores garantías duró aproximadamente una hora y media en la reunión de hoy, y se decidió por "unanimidad", crear una Comisión de tres jugadores por cada uno de los grupos de Segunda B (un total de 12) que le trasladará las propuestas a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

Y es que es la RFEF la que "asumió la Segunda" por lo que también debe hacerlo con las "responsabilidades" que conlleva. "Uno de los principios que te autoriza a exigir competencias es cumplir obligaciones y la RFEF debería cumplir sus compromisos", confió.

Así, después de que el año pasado hubiera resultados positivos con la Liga, el presidente de la organización de futbolistas espera que también los haya con la Federación. "Esperamos que en las negociaciones tratemos de buscar soluciones inmediatas. Gracias al convenio con la Liga se resolvieron casos como el de Levante, Real Sociedad o Celta, y buscamos el mismo tratamiento con la RFEF para la Segunda B", deseó.

Y es que González Movilla advierte de que "la deuda va a batir records" y "puede romper todos los esquemas previstos", ya que, además, las soluciones que se produjeron en el pasado, con el apoyo de Ayuntamientos o empresarios parece que en época de crisis esto "no va a poder ser así".

"El año pasado denunciaron 50 de los 80 clubes y este año habrá más y con cantidades más importantes", recordó sobre la Segunda B, ya que, se alcanzaron los 47 millones de euros de deudas en todas las categorías.

LA RFEF ADEUDA A LA AFE CASI SIETE MILLONES DE EUROS.

La RFEF sigue adeudando a la AFE casi siete millones de euros (6.792.301, 81) más dos partidos. En el pasado el organismo que presidente Ángel María Villar se justificó en la congelación por parte del Consejo Superior de Deportes (CSD) de las subvenciones, pero esto ya no sirve de argumento.

Pese a la habitual poca disposición federativa para buscar soluciones, González Movilla quiso ser optimista y eludió hablar de huelga u otras medidas de presión. "Es un problema gravísimo que hay que resolver con diálogo, con mensaje conciliador", recalcó.

Sin embargo, sí avisó de la amenaza del descenso para el que no cumpla. "Hay unas normas y tengo grandísimas dudas de que no se vayan a aplicar", recalcó, ansioso por la "búsqueda de soluciones" para evitar que la crisis se lleve por delante a muchos.

RÉCORD DE AFILIADOS A LA AFE.

Además, recordó que dirigentes de federaciones autonómicas como la andaluza, ya han dado su respaldo y "hay gente dispuesta a trabajar" por lo que confió en que la RFEF sea "sensible".

"Nosotros estamos cumpliendo y al que no cumple le denunciamos y estamos ganando sentencias, lo que significa que estamos haciéndolo bien", añadió, recordando la victoria en el caso Lopo, por los problemas tras el fichaje por el Deportivo tras finalizar contrato con el Espanyol, lo que "confirma que no se pueden hacer acuerdos al margen de la AFE" y otra sentencia favorables del del Tribunal Supremo en referencias consecuencias laborales y la protección.

Por otra parte, destacó que la Tercera "va bien", ya que los afiliados son apoyados por la AFE porque no hay mecanismos de comisión mixta.

Además, en otros asuntos tratados, se valoró el récord de afiliación a la AFE, con un total de 5.800 futbolistas, "algo que jamás se había conseguido", y se aprobó sin problemas el presupuesto y la cuenta de resultados.