Albelda y Edu vuelven al grupo, Joaquín y Vicente se retiran del entrenamiento

  • Valencia, 12 may (EFE).- Los centrocampistas David Albelda y Edu Gaspar fueron las principales novedades del primer entrenamiento semanal del Valencia, una vez recuperados de sus molestias físicas, mientras que sus compañeros Vicente Rodríguez y Joaquín Sánchez se retiraron antes de concluir la sesión.

Albelda y Edu vuelven al grupo, Joaquín y Vicente se retiran del entrenamiento

Albelda y Edu vuelven al grupo, Joaquín y Vicente se retiran del entrenamiento

Silva estará entre dos y tres semanas de baja

Silva estará entre dos y tres semanas de baja

Valencia, 12 may (EFE).- Los centrocampistas David Albelda y Edu Gaspar fueron las principales novedades del primer entrenamiento semanal del Valencia, una vez recuperados de sus molestias físicas, mientras que sus compañeros Vicente Rodríguez y Joaquín Sánchez se retiraron antes de concluir la sesión.

Además, tampoco saltaron al terreno de juego con el resto del equipo David Villa, Asier del Horno, Miguel Brito y los lesionados David Silva, -quien estará entre dos y tres semanas de baja según confirmaron hoy los servicios médicos del club-, Hugo Viana y Manuel Fernandes.

Albelda y Edu, ausentes en los últimos partidos por lesión, pudieron ejercitarse sin problemas y completaron la sesión de trabajo, por lo que en principio estarán en condiciones de poder jugar el próximo encuentro de Liga ante el Atlético de Madrid.

Vicente se retiró del entrenamiento con unas molestias en el tobillo, mientras que el resto de jugadores no lesionados que no participaron en la sesión sólo tienen ligeras molestias, por lo que en principio estarán en condiciones de jugar el domingo.

En la sesión, el técnico Unai Emery incidió en el trabajo táctico con sus escasos efectivos, tan solo entrenaron diecisiete jugadores, y acabó la sesión con un partidillo.

El preparador valencianista se mostró muy enfadado en el tramo final del entrenamiento por el comportamiento de un grupo de aficionados, que durante toda la sesión no pararon de lanzar petardos y gritar por un megáfono, por el que también pusieron música.

Debido a ello, Emery solicitó al jefe de seguridad de la ciudad deportiva del Valencia que pidiera a los aficionados que fueran menos escandalosos, ya que consideraba que nos les permitía entrenar con normalidad e incluso le apuntó que les dijera que si seguían igual se vería obligado a realizar los próximos entrenamientos a puerta cerrada.