Antiviolencia propone sanciones para Barcelona, Almería, Valladolid y la Federación

Proponen 5.000 euros de multa y dos años sin poder acceder a recintos al que arrojó una lata que impactó a Alves en la final de Copa

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, reunida hoy en el Consejo Superior de Deportes, ha acordado diversas propuestas de sanción, entre las que cabe destacar multas a FC Barcelona, Almería, Valladolid y a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) por deficiencias en las medidas de control.

En el caso del equipo azulgrana, la multa de 3.750 euros viene por deficiencias en las medidas de control y desalojo de espectadores al no impedir que un aficionado invadiese el terreno de juego en el encuentro ante Osasuna el 23 de mayo.

Mientras, las del Almería y el Valladolid, ambas de 3.500, son, respectivamente, por no impedir que, a la finalización del encuentro, un aficionado invadiese el terreno de juego ante el Espanyol, y se introdujera una lata de refresco ante el Sporting.

Por lo que se refiere a la RFEF, las dos sanciones se refieren a la final de la Copa del Rey, una de 3.500 euros, por la invasión del terreno de juego y otra, de 3.750 euros, por no impedir que se introdujeran dos botellas de cristal de 75 cl. y una lata de refresco.

Además, y respecto a ese mismo partido, se proponen otras 14 sanciones, tres de ellas a los infractores de los hechos por los que también se multa a la RFEF, y la de mayor cuantía, de 12.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos, por un periodo de dos años, a cuatro aficionados que, en las inmediaciones del estadio, lanzaban al aire las sillas de un establecimiento hostelero y varias bengalas incendiarias, al tiempo que agredían a los allí presentes.

También destaca otra de 6.000 euros y misma prohibición a un aficionado que, en la puerta 0, alteraba el orden y al ser identificado y cacheado llevaba dos bengalas y cuatro petardos y otra de 5.000 euros y dos años sin poder acceder a recintos al que arrojó una lata de refresco al terreno de juego que impactó en un jugador del Barcelona (Alves) y al ser cacheado llevaba una navaja. El resto, de entre 4.500 y 301 euros, son por la presencia de bengalas, navajas, latas o una pancarta que incitaba a la violencia, entre otras.

También se propone otra de 12.000 euros y prohibición de dos años a un aficionado que alteró gravemente el orden cuando los funcionarios intentaban desalojar una zona de la Grada de Preferencia donde se había producido un incendio, y se enfrentó a ellos y los insultó gravemente a Jaén-Leganés, partido que también acarrea varias otras multas, como el Sabadell-Alcoyano, por los que igualmente pueden ser castigados los dos clubes locales.