Antiviolencia solicita multar al Atlético por deficiencias en las medidas de control de acceso en el Calderón

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

La Comisión Permanente de la Comisión Estatal contra la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, reunida hoy en el Consejo Superior de Deportes (CSD), solicitó hoy una multa de 3.500 euros al Atlético de Madrid por deficiencias en las medidas de control de acceso y permanencia de espectadores al no impedir que se introdujese una lata de cerveza en el último encuentro ante el Valencia en el Vicente Calderón.

Además, el organismo también pedirá una sanción de 3.250 euros al Xerez y de 3.001 euros al Polideportivo Ejido por idénticas situaciones en sus partidos del pasado fin de semana ante el Castellón y la Ponferradina, respectivamente.

Por otro lado, Antiviolencia propone una multa de 12.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos, por un periodo de dos años, a 29 aficionados que, alrededor de las 13.15 horas y en las inmediaciones de la sede de la peña radical local, participaron en una reyerta tumultuaria con lanzamientos de abundantes objetos contundentes y ocasionando daños a los vehículos estacionados y el mobiliario urbano en el encuentro entre el Racing y el Valladolid, jugado el 17 de mayo.

Igualmente solicita 6.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos por dos años a un aficionado que, tras intentar desplegar una pancarta de grandes dimensiones a más de diez metros de altura y con grave riesgo para su integridad, insultó gravemente los funcionarios e incitó a los allí presentes en contra de la actuación policial y posteriormente se enfrentó con violencia a los policías en el encuentro entre el Rayo Vallecano y el Córdoba del pasado sábado.

Finalmente, el organismo propone un castigo de 5.000 euros y prohibición de acceso a los recintos deportivos durante seis meses al espectador que se encaró e insultó a los funcionarios, llegando a enfrentarse con uno de los policías, empujándole violentamente y forcejeando hasta caer al suelo en el encuentro entre el Racing y el Valladolid, jugado el 17 de mayo.