Argentina vuelve tras la humillación sufrida ante Bolivia y se impone (3-1) a Panamá en un amistoso

BUENOS AIRES, 21 (EP/Reuters)

La selección argentina de fútbol, integrada al completo por jugadores que actúan en clubes locales, volvió a disputar un partido tras la humillante goleada (6-1) sufrida ante Bolivia en La Paz, y se impuso (3-1) esta madrugada a Panamá en un amistoso que tuvo al entrenador de la 'albiceleste', Diego Armando Maradona, como máxima atracción.

Maradona, que confirmó la posibilidad de formar un segundo equipo para jugar algunos partidos de la eliminatoria sudamericana para el Mundial 2010 de Sudáfrica, despertó una fuerte ovación de los aficionados cuando saltó al terreno de juego con sus jugadores.

Al finalizar el partido, y mientras los jugadores argentinos se concentraron en el centro del campo para devolver el cariño de la afición, los futbolistas de Panamá y el cuerpo técnico corrieron para abrazar y saludar a Maradona.

"El balance del choque lo vio todo Argentina. Estoy conforme por las ganas que demostraron estos jugadores de tener una oportunidad en la lista grande y se matan por eso", indicó el 'Pelusa' después del encuentro.

Los goles locales fueron obra del centrocampista de Huracán Matías Defederico y del delantero de San Lorenzo Gonzalo Bergessio, éste último por partida doble. Panamá, que, pese a la derrota, se mostró como un equipo bastante sólido, igualó a la media hora de juego por medio de Nelson Barahoma.