Barcelona y Manchester buscan el broche de oro a sus temporadas con el triplete y el quinto título, respectivamente

Barcelona y Manchester buscan el broche de oro a sus temporadas con el triplete y el quinto título, respectivamente

Barcelona y Manchester buscan el broche de oro a sus temporadas con el triplete y el quinto título, respectivamente

ROMA (ITALIA), 26 (EUROPA PRESS/Ferrán Tuñón)

El Stadio Olimpico de Roma acoge mañana (20.45 Canal + / Antena 3 TV) el cierre de la Liga de Campeones 2008-09, en su decimoséptima edición, con una de las finales más igualadas de los últimos años entre el vigente campeón, el Manchester United, y el equipo que mejor fútbol ha practicado en este curso europeo, el FC Barcelona.

Ambos equipos han saboreado lo que es ganar la 'Champions League', pues si bien los ingleses son los actuales ganadores y saldrán a defender el título mañana, el Barcelona conquistó su segunda 'orejona' hace tres años, en París, y querrá regalar un nuevo título a sus seguidores tras conseguir ya la Copa del Rey y Liga.

El ansiado 'triplete', del que tanto se ha hablado ya antes de conseguir los otros dos citados títulos, estará en mente de todos los jugadores, cuerpo técnico y aficionados del FC Barcelona. Sin embargo, el club azulgrana no están obligado a conseguirlo, pues son muy pocos los que han conseguido ganar el triplete.

Y, entre ellos, estará el rival de mañana. El Manchester se hizo con la Premier, la FA Cup y la Liga de Campeones no hace mucho, en 1999, ganando la máxima competición europea de clubes en Barcelona, en el Camp Nou. Además, los de sir Alex Ferguson se han hecho con todas las finales que han disputado, al contrario que el Barça, quien solo ha ganado dos de cinco finales.

Pero si el 'trébol' es el gran objetivo blaugrana, de ganar el Manchester también pondría el broche de oro a su temporada, en la que ya ha ganado cuatro títulos: 'Charity Shield', Mundial de Clubes, Copa de la Liga y 'Premier League'. Por ello, la 'Champions' sería el quinto título de la temporada de los siete a los que optaba, pues perdió la Supercopa de Europa ante el Zenit ruso y cayó ante el Everton en las semifinales de la FA Cup.

Por todo ello, si hay un favorito éste sería el Manchester United. Además, las numerosas bajas del equipo de Guardiola en defensa desequilibrarán una lucha que, de estar ambas plantillas al completo, por calidad técnica, lucha y entrega, sería de las mejores que se hubieran podido ver.

No obstante, las lesiones de Rafa Márquez y Gaby Milito, dos de los centrales de la plantilla, así como las sanciones de Alves y Abidal, los laterales titulares, mermarán y mucho la defensa blaugrana. Solo Puyol y Piqué, de la zaga titular, estarán en el once del Olímpico. Touré Yaya ocupará seguramente una de las posiciones de central, con el capitán en el lateral derecho, mientras que Sylvinho o Cáceres ocuparían la banda izquierda.

Otra de las dudas, las más importantes y de las que están más pendientes desde Guardiola hasta él último aficionado es si finalmente Henry e Iniesta podrán jugar la final. Ambos ya se entrenaron ayer con el grupo en el partidillo que disputó la plantilla en el Camp Nou antes de viajar hoy a la capital italiana.

En función de si juegan o no, Guardiola podría presentar un equipo más canterano que nunca. De jugar todos, podría salir a intentar ganar la 'Champions' hasta ocho futbolistas en el once inicial: Valdés en la portería; Puyol y Piqué en la defensa; Busquets, Xavi e Iniesta en el centro del campo y Messi y Bojan en punta. Sólo Touré, Sylvinho o Cáceres y Eto'o no se habrían formado en La Masia.

EL MANCHESTER, CON TODA LA ARTILLERÍA.

Por contra, el Manchester United aterrizó ayer en Roma con toda su artillería en ataque, y con la única duda de su central más poderoso, el inglés Rio Ferdinand, aunque todo apunta a que finalmente podrá jugar. Rooney, Tévez, Cristiano Ronaldo y compañía intentarán aprovechar las bajas de su rival para perforar la portería de Valdés.

Así pues, el entrenador de los 'red devils', el escocés sir Alex Ferguson, no tendrá problemas para alinear su once preferido para intentar hacerse con su cuarta Liga de Campeones. Al contrario del Barcelona, sólo dos jugadores de la casa podrían formar parte de este once, y es que los grandes equipos ingleses prefieren el mercado extranjero al trabajo de formación de canteranos.

Será, sin duda, una gran final. Sea quien sea quien juegue, el espectáculo estará servido. Si se impone el estilo ofensivo, preferido por ambos equipos, será difícil que el partido acabe sin goles. La arena está lista, y los gladiadores también, para ofrecer un espectáculo al 'populus' presente en Roma y a todos los aficionados al buen fútbol.