Bélgica y Bosnia se juegan su camino al Mundial en un partido de alto riesgo

  • Bruselas, 27 mar (EFE).- Las selecciones nacionales de Bélgica y Bosnia disputarán mañana en Gante (este de Bégica) un encuentro considerado de "muy alto riesgo", en el que ambos conjuntos están obligados a ganar si quieren mantener vivas sus posibilidades de clasificarse para el Mundial de Sudáfrica en 2010.

Bélgica y Bosnia se juegan su camino al Mundial en un partido de alto riesgo

Bélgica y Bosnia se juegan su camino al Mundial en un partido de alto riesgo

Bruselas, 27 mar (EFE).- Las selecciones nacionales de Bélgica y Bosnia disputarán mañana en Gante (este de Bégica) un encuentro considerado de "muy alto riesgo", en el que ambos conjuntos están obligados a ganar si quieren mantener vivas sus posibilidades de clasificarse para el Mundial de Sudáfrica en 2010.

Bélgica y Bosnia, que forman parte del grupo 5 -liderado por España-, ocupan el tercer y cuarto puesto de la tabla respectivamente, lo que deja a ambos conjuntos con muy poco margen de error si aspiran a pasar a la siguiente fase.

Unos 4.000 aficionados bosnios se desplazarán hasta Bélgica para presenciar este partido, que se disputará mañana a las 20:45 horas en el estadio Cristal Arena y para el que ya se han vendido las 24.000 entradas disponibles.

La Unión (federación) Belga de Fútbol ha puesto en marcha medidas de seguridad excepcionales, como el despliegue de cientos de policías que vigilarán el estadio y sus alrededores, dado que el encuentro ha sido catalogado "de muy alto riesgo".

"Los hinchas bosnios cuentan con una triste reputación. No sólo son conocidos por su fanatismo, pero también por su propensión a emprenderla con sus propios dirigentes", ha asegurado el director general de la Unión belga, Jean-Marie Philips.

De hecho, la afición bosnia ya ha protagonizado incidentes en Bélgica en ocasiones anteriores, como cuando en 2006 los forofos bosnios lanzaron decenas de bengalas sobre el estadio Heysel de Bruselas y destrozaron su pista de atletismo.

Al margen de las medidas de seguridad, en el terreno de juego ambas selecciones se esforzarán al máximo para ganar un encuentro en el que los Diablos Rojos parten como favoritos.

Su seleccionador, René Vandereycken, no podrá contar finalmente con el extremo Tom de Mul, lesionado, mientras que Daniel Van Buyten y Kevin Mirallas parece que podrán jugar, a pesar de que ayer no se entrenaron junto al resto de la plantilla.

El once titular de la selección belga aún no está definido, pero Vandereycken ha adelantado que será muy similar al que alineó en el entrenamiento de ayer: Stij Stijnen, Gill Swerts, Timmy Simons, Thomas Vermaelen, Marouane Fellaini, Steven Defour, Gaby Mudingayi, Moussa Dembélé, Igor De Camargo, Daniel Van Buyten y Wesley Sonck.

Por su parte, el seleccionador de Bosnia, Miroslav Blazevic, dio a conocer ayer los nombres de los jugadores que saltarán al terreno de juego: Romeo Mitrovic, Emir Spahic, Safet Nadarevic, Boris Pandza, Dzemal Berberovic, Marko Topic, Dario Damjanovic, Samir Muratovic, Zvjezdan Misimovic, Senijad Ibricic y Edin Dzeko.

La ausencia más significativa es la del delantero Vedad Ibisevic, jugador estrella del Hoffenheim alemán, que se lesionó el pasado enero cuando era el máximo goleador de la Bundesliga con dieciocho tantos.

Ambos conjuntos se volverán a enfrentar el próximo 1 de abril, en el partido de vuelta que se disputará en Zenica (Bosnia).