Boca Juniors confirma la marcha de su técnico Carlos Ischia, que podría ser sustituido por Bianchi o Basile

BUENOS AIRES, 27 (EP/Reuters)

El Boca Juniors argentino confirmó anoche haber llegado a un acuerdo con su técnico Carlos Ischia, lo que coloca a Carlos Bianchi, actual manager del club y amigo personal del actual entrenador, como serio candidato a sucederlo.

Ischia, campeón del torneo Apertura del 2008 y la Recopa Sudamericana el mismo año, fue presionado por la directiva de Boca para alejarse del cargo después de quedar eliminado de la Copa Libertadores y dejar al equipo en los últimos puestos del actual torneo Clausura.

Desde el fin de semana, cuando Boca cayó 2-0 en su visita a Vélez Sarsfield, los dirigentes arreglaron con Ischia una desvinculación a partir de junio, cuando finalizará el torneo Clausura. "La comisión directiva aceptó por unanimidad el acuerdo alcanzado con Carlos Ischia para su desvinculación del club", dijo el club en un comunicado.

La comisión directiva de Boca también reconoció los logros obtenidos por Ischia y por la "promoción de gran cantidad de juveniles que enriquecieron el patrimonio del club".

"La CD (comisión directiva) también facultó al presidente (Jorge Amor Ameal), al secretario general y al tesorero a reunirse con el manager, Carlos Bianchi, a efectos de buscar el mejor futuro para la institución", finalizó el comunicado.

En los últimos días, los dirigentes de Boca mantuvieron constantes reuniones buscando la forma de convencer a Bianchi para que vuelva al cargo, pero cuando Bianchi acordó este año su incorporación como manager firmó una clausula en su contrato que le impide hacerse cargo en forma directa del equipo.

Sin embargo, según fuentes cercanas a Bianchi, el exitoso técnico tampoco tiene intención de entrenar por el momento, pero sí tendrá la facultad de ser el que elija al sucesor de su amigo Ischia.

Los nombres de varios técnicos comenzaron a circular por los medios de prensa a principios de semana y el primero es Alfio Basile, quien el año pasado se desvinculó de la selección argentina, seguido por Blas Giunta, que dirigió equipos de Segunda y es una de las figuras del club 'xeneizes', en el que jugó en los ochenta.