Celestini y Albín siguen entrenándose en solitario

  • Madrid, 27 may (EFE).- Fabio Celestini y Juan Ángel Albín, jugadores del Getafe, siguen entrenándose en solitario y hasta el último momento serán duda para el decisivo choque que jugará el conjunto madrileño ante el Racing de Santander.

Madrid, 27 may (EFE).- Fabio Celestini y Juan Ángel Albín, jugadores del Getafe, siguen entrenándose en solitario y hasta el último momento serán duda para el decisivo choque que jugará el conjunto madrileño ante el Racing de Santander.

Albín tiene menos posibilidades que su compañero de llegar a la cita. El uruguayo sufre una distensión del recto anterior de su pierna derecha y, salvo milagro, no podrá estar en El Sardinero. Hoy, continuó con su recuperación y trabajó apartado del resto de sus compañeros.

Sin embargo, Fabio Celestini tendrá más posibilidades de llegar a la cita. Por si acaso, Míchel ha probado al central David Belenguer en el puesto de medio centro. Sin el suizo, sin Casquero y sin Polanski, Granero sería el único jugador que el técnico del Getafe tendría disponible para los puestos de creación. A lo largo de la semana se podrá comprobar si Celestini podrá jugar. Todo parece indicar que se recuperará a tiempo de sus molestias en el pubis.

De momento, reina la tranquilidad y la confianza en el seno de la plantilla del Getafe. Se ven buenas caras en los entrenamientos y además, los futbolistas "azulones" están siendo arropados por la afición. Hoy, el sol ha invitado a algo más de un centenar a presenciar la sesión dirigida por Míchel.

Al respecto, Rafael López, en rueda de prensa, agradeció los gestos que la hinchada del Getafe está teniendo últimamente con el equipo. "Particularmente me he llevado una alegría cuando he llegado al entrenamiento esta mañana, cuando se abría la taquilla. Ver la cola que había (para comprar entradas para el partido ante el Racing), para nosotros, al igual que el otro día, cuando nos recibieron con el autobús, que nos tuvieron parados... Todo eso el jugador luego lo nota", afirmó.