Cerezo reconoce que el Atlético saldrá a ganar contra el Numancia "por lo civil o por lo criminal"

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente del Club Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, reconoció hoy que el equipo rojiblanco saldrá esta tarde (20.00 horas) al Vicente Calderón para "ganar" contra el Numancia cueste lo que cueste: "Me da lo mismo el resultado, como decía un buen atlético, por lo civil o por lo criminal hay que ganar", aseguró.

Momentos antes de celebrar junto a más un millar de aficionados que llegaron desde toda la geografía española al Parque de Atracciones de Madrid el 'Día de las Peñas', Cerezo sostuvo que el club tiene que ganar todos los partidos que le quedan "para mantener la cuarta posición" liguera y, así, "estar tranquilos".

En declaraciones a los medios y rodeado de un gran número de seguidores, el presidente subrayó que estar entre los cuatro primeros de la tabla "ya es importante y suficiente" y pidió a los colchoneros que "pregonen a los cuatro vientos" sus cantos de apoyo a los jugadores desde que comience el encuentro hasta que el árbitro pite el final del mismo.

"Mientras que el árbitro y los jugadores estén en el terreno de juego, el equipo debe ser animado por todos". Así se refirió Cerezo a la última campaña del club protagonizada por el argentino, Maxi Rodríguez, en la que solicitan a la afición que apoye al Atlético en las ocho jornadas que restan para conseguir un puesto en la 'Champions League'.

LOS 'SUFRIDORES' CONFIADOS EN GANAR.

Desde primera hora de la mañana, los rojiblancos de más de 350 peñas atléticas diferentes esperaban a las puertas del parque para pasar el día disfrutando junto a los suyos y animar a su equipo. Este era el caso de Rubén, un joven de Montijo (Badajoz) que, aunque reconoció ser un "sufridor" rojiblanco, confió en que sus jugadores le darán un buen resultado. "Ganarán 4-0 y serán de Pernía, Pablo y los dos últimos de Agüero", aseveró.

Del mismo modo, una pareja, 'sufridora' desde "hace muchos años" y socios de la Peña Atlético de Madrid, que se encontraba en el recinto y que más tarde se dispondrían a ir al Calderón para disfrutar del encuentro esperó que el Atlético quede 3-0.

Por último, José junto a sus tres hijos sostuvo que habían acudido para "hacer atlético terapia" que, según indicó, consiste en "pasarlo muy bien y en hacer ganar al Atlético".