Cruchaga, en su despedida (Osasuna): "El homenaje debía de ser mío hacia el club"

PAMPLONA, 26 (EUROPA PRESS)

El capitán del Club Atlético Osasuna, César Cruchaga, que anunció hoy su retirada del fútbol en activo tras 20 años en la disciplina del conjunto navarro, y 386 partidos con el primer equipo, explicó que "el homenaje" debía hacérselo él a su equipo "por todo" lo que le ha hecho "sentir durante estos años"

Sin embargo, Cruchaga reconoció que le hubiese gustado despedirse del club "en otras circunstancias", porque "en estos momentos" lo único que le "quita el sueño" es salvar la categoría el próximo domingo ante el Real Madrid.

Acompañado por el presidente de la entidad Pachi Izco, que le hizo entrega de la insignia de oro del Club Atlético Osasuna, Cruchaga recordó su primer contacto con el equipo pamplonés. "Me regalaron una camiseta con el '11' de Martín y mis vecinos me llevaron a un partido. Ahí vi a 11 'rojos' que luchaban como animales. Llegue a Osasuna siendo un mocoso y salgo siendo un hombre hecho y derecho", indicó.

"Para mí Osasuna ha representado al pueblo navarro, un pueblo noble, fiel, unido y que no se rinde. Un pueblo al que no le gusta que le digan los que tiene que hacer y sentir. Para mí ser jugador de Osasuna no es sólo un trabajo y un deporte; es un sentimiento. Me siento muy orgulloso de haber jugado aquí, porque cada vez que me he puesto esta camiseta estaba defendiendo a los míos. No es un adiós; es un hasta luego, porque dejo de ser jugador, pero voy a pasar a ser aficionado", recalcó el capitán osasunista.

Además, quiso acabar su elocución con el turno para los agradecimientos. "En primer lugar quiero agradecer a la afición que tenemos porque siempre me he sentido muy querido, a toda mi cuadrilla, a mi mujer, y a toda la gente a la que le he dado buenos momentos, pero que también ha pasado noches sin dormir por mi culpa", añadió.

Por su parte, Izco reconoció que era su comparecencia más dura desde que era presidente, "porque los tragos deportivos jamás podrán estar por encima de las personas; y César es ésa persona que representa todo lo que hace que Osasuna merezca la pena".

"En este enrevesado mundo del fútbol, cada vez es más complicado encontrar gente capaz de representar los valores de un club, gente capaz de explicar a los nuevos qué significa pertenecer a un equipo, gente capaz de jugar incluso por encima de sus posibilidades cuando el club que ama está sufriendo. Sólo me queda desearle la mejor de las suertes este domingo y el resto de su vida y decirle que alguien como él, esté o no esta Junta Directiva, siempre encontrará las puertas de Osasuna abiertas", concluyó el presidente 'rojillo'.