Del Bosque no descarta la vuelta de Raúl y anuncia su retirada tras la selección

  • Alcobendas (Madrid), 17 feb (EFE).- El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, dijo hoy que su etapa al frente de la selección española "será la última" de su vida deportiva y reiteró que Raúl González "puede estar perfectamente en el equipo", aunque su prioridad ahora es citar "a los mejores" para jugar con Turquía.

Del Bosque no descarta la vuelta de Raúl y anuncia su retirada tras la selección

Del Bosque no descarta la vuelta de Raúl y anuncia su retirada tras la selección

Alcobendas (Madrid), 17 feb (EFE).- El seleccionador nacional, Vicente del Bosque, dijo hoy que su etapa al frente de la selección española "será la última" de su vida deportiva y reiteró que Raúl González "puede estar perfectamente en el equipo", aunque su prioridad ahora es citar "a los mejores" para jugar con Turquía.

Durante su intervención en el Foro Ferrándiz, Del Bosque se refirió al gran cambio experimentado por el fútbol español, culminado en la Eurocopa; rechazó la posibilidad de volver a entrenar a un club y respondió pacientemente a todas las preguntas sobre una posible vuelta del capitán madridista a la selección.

"Nosotros tenemos un equipo y en él puede estar perfectamente Raúl, no he dicho que ninguno esté fuera de la selección y menos Raúl. Potencialmente pueden estar todos. Están militarizados. El problema no es a quien traes, si no a quién quitas. Las buenas relaciones presiden la selección y cualquiera que venga se va a integrar con facilidad", comentó.

Sin perder la sonrisa cuando uno de los chavales del Colegio Salesianos de Atocha le insistió en si se llevará a Raúl a Sudáfrica 2010 dado el bueno momento del jugador, Del Bosque reiteró que "primero hay que hacer una lista para Turquía, que es lo que nos va a dar el pase para el Mundial".

"Me limito a seleccionar a los que creo que son los mejores y trato de ser lo más justo posible, sin precedentes. El homenaje yo no lo he contemplado. Las cuestiones de funcionamiento de la Federación son de otro negociado", señaló en respuesta a la posibilidad de esa iniciativa que no cuestiona, igual que proponer la candidatura de Raúl al premio Príncipe de Asturias, porque "es una persona muy comprometida" con causas que no se conocen.

Del Bosque, que dijo que España debe "estar en el punto de partida de las grandes selecciones" en el Mundial, expresó su confianza en que Marcos Senna pueda llegar a 2010, ante la pregunta de si Javier Casquero puede ser su reemplazo; reconoció que Mikel Arteta "tiene gran competencia por el puesto que ocupa" para ir a la selección y que Fernando Llorente no convenció al principio.

"Siempre pusimos el ojo en él, como en Negredo o en Llorente del Villarreal. Pero nos desanimó mucho al principio, un poco indolente, no nos llenaba del todo, pero creo que le llamamos en el momento oportuno y ha unido su calidad y esa agresividad que le hace muy importante para su club y para nosotros", dijo.

Sin pronunciarse sobre si prefiere el juego del Barcelona o el del Real Madrid y sobre si ficharía al portugués Cristiano Ronaldo antes que a David Villa, el seleccionador aseguró que "lo peor que le puede pasar a un club es cambiar constantemente de entrenador" y prefirió no dar por sentenciada la Liga a favor del Barcelona.

"Claro que es posible la remontada del Real Madrid. El fútbol es indescifrable. Yo no sentenciaría que es imposible. Hay que ser muy cauto cada domingo hay 3 puntos en juego", comentó tras hacer un elogio de los árbitros españoles, a los que, en su opinión, "se hace mucho la puñeta y arbitran con una presión muy grande".

Sin concretar tampoco si piensa que Florentino Pérez volverá a la presidencia del Real Madrid y tras confesar algunas preferencias personales por su etapa como jugador en lugar de la de entrenador, por el Ajax de Cruyff y por la séptima Copa de Europa del Real Madrid -"ganada sin galácticos"-, Del Bosque dijo tener "poco" porcentaje en la selección y pidió el apoyo del Gobierno a la candidatura de España al Mundial 2018 junto a Portugal.

"Lo importante es que no hemos destruido nada, ni me he comportado como un enterado queriendo llevar la contraria a lo que se había hecho hasta el 29 de junio. He entrado en la quinta etapa de mi vida deportiva y creo que va ser la última en el fútbol. Espero terminarla bien y cumplir con mi papel lo mejor posible. 2018 es un deseo de la Federación que el Gobierno debe apoyar firmemente, sin ningún recato. Es muy bueno para España y ojalá lo apoye de manera decisiva", concluyó.