Diez momentos en la vida de Maradona


Diez momentos en la vida de Maradona

Diez momentos en la vida de Maradona Raúl Arias

Maradona llega a Madrid bajo una gran expectación

1.- Buenos Aires tiene la suerte de ver nacer a Diego Armando MaradonaFue en 1961. Diego y Dalma, que ya tenían cuatro hijas, dan a luz a su primer varón, al que llaman como su padre, y que a los seis años ya maravilla a los que le rodean con sus habilidades con un balón. Villa Fiorito, un barrio más que humilde. Los Cebollitas, un equipo formado por niños del barrio humilde. Y de ahí a Argentinos Juniors, donde en dos años asciende ocho categorías y se hace un nombre. Debuta en Primera con 15 años y en Argentina con 16.Firma su primer contrato profesional con Boca Juniors y comienza lo que será una vida de lujos y excesos: regala diez apartamentos a diez familiares. Prueba inequívoca de que estamos ante alguien diferente.2.- Su paso por España: hepatitis y GoicoetxeaJosé Luis Núñez paga 1.200 millones (de la época) para que Maradona juegue en el Barcelona. Pero su paso por el conjunto azulgrana dejó muchas más sombras que luces. Primero, por una hepatitis que le mantuvo varias semanas apartado de los terrenos de juego. Después, por una entrada de Andoni Goicoetxea que le dejó en el dique seco por otra temporada. El Pelusa se lo pensó dos veces y decidió que su futuro estaba en Italia.3.- Emigra a Nápoles para convertirse en diosEl Nápoles, un equipo que desde su fundación a principios de siglo sólo había ganado un título de la Segunda italiana y dos Copas, se hace con los derechos de Diego por la nada despreciable cantidad de 1.300 millones de pesetas.Pese a que sus dos primeros años pasan con más pena que gloria, Diego consigue crear un equipo campeón a su alrededor y fue capaz de ganar dos Ligas italianas, una Copa de Italia y la Copa de la UEFA de 1989. Nadie fue capaz de hacer tanto con tan poco.4.- La mano de DiosEl Pibe se hizo de Oro en el Mundial de México 86 y, más concretamente, el 22 de junio de 1986. Ese día, uno de los más grandes de los micrófonos, Víctor Hugo Morales, le bautizó como barrilete cósmico por aquella jugada en la que se marchó  de más ingleses que en la Guerra de las Malvinas para acabar batiendo a Peter Shilton.Sin embargo, aquél mismo día, Maradona había abierto el marcador con un gol que le perseguiría de por vida, cuando se ayudó de "la mano de Dios" para hacer el 1-0. 5.- Drogas, prostitución y sanciones: el fin de un mitoSus buenos tiempos en el Nápoles se agotan con la década de los 80 y Maradona está cada vez más cerca de convertirse en un juguete roto. Sus acercamientos al mundo de la droga comienzan a pasar factura y a la vez que da positivo por cocaína en un partido Nápoles – Bari, es acusado de tener relaciones con el tráfico de drogas y la prostitución.Maradona no volvió a jugar en un año y medio y, en ese tiempo, fue detenido de nuevo, esta vez en Buenos Aires, en una operación antidroga. No entró en prisión, pero fue juzgado por suministro gratuito y tenencia de estupefacientes.6.- Tiempo convulso: vuelve a jugar en España, regresa a Argentina, se hace entrenador y vuelve a jugarSon años duros para alguien acostumbrado a tener el mundo a sus pies. Después de un año y medio sin jugar, Bilardo convence al Pelusa para que regrese a los terrenos de juego y lo hace en el Sevilla, tras duras negociaciones con el Nápoles, que aún tenía sus derechos.Diego consiguió su objetivo, volver a sentirse futbolista, pero nunca ofreció en Sevilla su mejor versión, por lo que no es de extrañar que el conjunto hispalense le despidiera antes de finalizar su contrato. Sin embargo, la experiencia sirvió a Maradona para volver a jugar con la Albiceleste, con la que se clasificó para el Mundial de Estados Unidos, donde firmó su entierro deportivo.Maradona, que había regresado a Argentina para jugar en Newell's, dio positivo tras un partido del Mundial 94 y fue suspendido durante 15 meses. Ahí comenzó su carrera como entrenador, primero en el modesto Mandiyú y después en Racing de Avellaneda, aunque el Pelusa aún no había colgado las botas, como se demostró cuando volvió a Boca una vez cumplida su sanción para, ahora sí, poner punto y final a su carrera rodeado de nuevo de escándalos con las drogas.7.- Único jugador capaz de que se cree una iglesia con su nombreQue alguien celebre cada 30 de octubre su particular "Navidad", homenajeando el cumpleaños de su líder, es algo único en el caso del fútbol. La Iglesia Maradoniana creó un particular credo sobre el Pelusa en el que los mandamientos se resumen en estas creencias:La pelota no se mancha, como dijo D10s en su homenaje.Difundir las palabras del "Diego Maradona" en todo el Universo.Alabar los templos donde predicó y sus mantos sagrados.No proclamar el nombre Diego en nombre de un único club.Llevar Diego como segundo nombre, y ponérselo a sus hijos.8.- Los problemas crecen y Maradona se refugia en Fidel CastroLa huida de Diego hacia adelante (o hacia atrás, dependiendo de cómo se mire) tiene su siguiente punto en el mapa en el paradisíaco Caribe. Maradona se declara ferviente seguidor de la revolución cubana y proclama su admiración por Fidel Castro, a quien comienza a visitar en la isla con asiduidad.Cambiar las drogas por los Cohibas o mezclar ambas sustancias. No se sabe muy bien cuál fue el problema pero Diego comenzó una cuesta abajo física aún mayor de la que arrastraba hasta entonces y los problemas pasaron de graves… a extremos.9.- A punto de morirDiego fue ingresado en el año 2000 en un hospital de Punta del Este, en Uruguay, de donde salió para seguir una cura de desintoxicación de nuevo en su amada Cuba.Diego salió de ésa, pero sus problemas físicos (y mentales) se agravaron en 2004, cuando ingresó en una clínica de Buenos Aires. Las noticias se sucedieron y la muerte del Pelusa llegó a saltar varias veces a los teletipos, mientras los alrededores del centro en el que estaba ingresado se convertían en un altar de aficionados que rezaban por el que una vez fue su ídolo.Diego sobrevivió gracias a su familia (que llegó a inhabilitar judicialmente al ex futbolista para poder cuidar de él) y a los cuidados de los médicos. En 2007 tuvo un nuevo encuentro con los problemas de salud, pero como gato panza arriba, utilizó otra de sus siete vidas para seguir adelante con su montaña rusa y volvió a salir ileso.10.- Que la chupenDiego, que había vuelto por la puerta grande al circo que es su vida, fue presentador de un programa de éxito en televisión, cantante, actor y showman.En 2008 su vida da un nuevo giro cuando consigue que la AFA le nombre seleccionador de Argentina. Debuta ante Escocia y gana a Venezuela en su primer partido de clasificación, pero los malos resultados no tardan en llegar y comienzan a surgir las voces que reniegan de que sea la persona adecuada para el puesto.Después de un agónico sufrimiento para llevar a la Albiceleste al Mundial de Sudáfrica, conseguido en el último partido de la clasificación en Uruguay, Maradona cerró su polémica con los periodistas con una frase que define su existencia: ¡Que la chupen! Ha sido alguien diferente, porque sólo alguien diferente es capaz de provocar que más de treinta artistas escriban canciones sobre él. ¿O no?