El affaire Cristiano Ronaldo se puede arreglar con euros... pese a los impuestos


  • Cristiano Ronaldo dice que está triste y que no tiene que ver con su renovación con el Real Madrid. Sin embargo, la ampliación del contrato del portugués es un tema que preocupa en el Bernabéu, no sólo por atar a su estrella para que se sienta feliz en Madrid, sino por el tremendo esfuerzo económico que implica por culpa de los impuestos.

La "tristeza" de Cristiano ensombrece la preparación de la selección lusa

La "tristeza" de Cristiano ensombrece la preparación de la selección lusa

En el Real Madrid están pendientes de los impuestos... y el affaire Cristiano Ronaldo tiene mucho que ver con ello. La Ley Beckham, por la que los extranjeros sólo tributaban el 24 por ciento de sus ingresos en España, ha dejado de tener valor para atraer futbolistas. Ahora, con los nuevos contratos se debe tributar al tipo específico de cada comunidad. En Madrid, por ejemplo, esa cifra es del 52 por ciento.Por eso en Chamartín echan humo las calculadoras. Para atraer futbolistas... y para renovar a los ya existentes. Cristiano Ronaldo termina contrato en 2015, pero si renegocian antes su contrato, habemus lío. El portugués gana al año, hasta ahora, 12 millones de euros brutos, lo que significa 9 millones netos por temporada.Sin embargo, si se renegocia el contrato, dejará de tener valor el que ahora está vigente hasta 2015 y habría que pagar la nueva tributación del 52 por ciento. Eso significa que al Real Madrid, cada año de su estrella pasará de costar 12 millones a casi 19... y eso sin contar el aumento de salario. Hay que buscar soluciones de cara al contrato que concluye el 30 de junio de 2015.La única a la que ambas partes se pueden aferrar en las actuales circunstancias es firmar un contrato nuevo que comience su vigencia el 1 de julio de 2015. El Real Madrid se garantiza que el jugador seguirá vistiendo de blanco en esa fecha, mientras el luso puede apretar al club exigiendo unas cantidades más altas por seguir a partir de esa fecha en el Bernabéu.¿Dejará de estar triste Cristiano entonces?

¿Por qué no se fue Javi Martínez al Barça?Javi Martínez era el jugador más deseado por el barcelonismo, más incluso desde la marcha de Keita. Los aficionados y el club le querían, pero se encontraron dos problemas a la hora de incorporar al futbolista: por un lado, su cláusula de rescisión: 40 millones de euros; por otro, el sueldo del futbolista.El Campeón de Europa y del Mundo cobraba dos millones de euros netos en el Athletic, que se hacía cargo de los impuestos, un 23 por ciento en el País Vasco, por lo que su gasto era de 600.000 euros más. En total, 2.600.000 euros por temporada. Si el Barça quería hacerse con sus servicios, debería pagar los dos millones netos más los impuestos que se cargan en Cataluña, que para esa cifra es el 56 por ciento. En total, cada temporada le costaría al Barcelona 4.550.000 euros, sólo para pagar lo mismo que cobraba hasta ahora el jugador en el Athletic. Si aspiraba a cobrar más, algo lógico teniendo en cuenta el cambio, las cifras se disparan. Casi 7 millones al año le hubiera costado al Barça pagar a su futbolista 3 millones netos anuales, y más de 9 si le quería pagar 4 millones netos al futbolista. Cifras prohibitivas... por lo que terminó en el Bayern.