El atlético Antonio López recibe el alta médica y estará a disposición de Abel para el desplazamiento a Riazor

MAJADAHONDA (MADRID), 9 (EUROPA PRESS)

El lateral del Atlético de Madrid Antonio López recibió hoy el alta médica, tras superar su rotura en el bíceps femoral, y ya está a disposición de Abel Resino para el partido de este domingo ante el Deportivo de la Coruña, en el que los rojiblancos se juegan buena parte de sus opciones de repetir participación en la Liga de Campeones.

El canterano rojiblanco ya está totalmente restablecido de la pequeña rotura en el tercio medio del bíceps femoral derecho sufrida en Mallorca y trabajó con el resto de sus compañeros completando el entrenamiento con normalidad.

Tras varios días de rehabilitación y perderse el partido del pasado fin de semana ante el Osasuna, su recuperación es un hecho y ha recibido el alta médica, por lo que la enfermería rojiblanca se queda prácticamente vacía.

Y es que tan sólo el portugués Maniche, que se viene quedando fuera de las últimas convocatorias desde la llegada de Abel Resino, no se entrenó con el grupo, después de sufrir el miércoles un esguince cervical, que le privó de comparecer en el campo de entrenamiento. El luso trabajó en el gimnasio antes de ponerse en manos del los fisioterapeutas del equipo.

El entrenamiento de los rojiblancos se alargó por espacio de dos horas para completar una sesión en la que, tras un calentamiento con balón, el grupo se dividió en dos.

Mientras los zagueros, además de Raúl García y Paulo Assunçao, trabajaron movimientos defensivos a las órdenes del técnico toledano, el resto de mediocampistas y delanteros ensayaron aspectos ofensivos y remates a puerta con los porteros trabajando junto a Miguel Bastón. El entrenamiento finalizó con un partido en todo el terreno de juego.