El Barça, campeón de la Copa del Rey tras ganar 4-1 al Athletic

VALENCIA (Reuters) - El Barcelona sumó el miércoles el primero de los tres títulos a los que aspira esta temporada con una contundente victoria por 4-1 ante el Athletic de Bilbao en la final de la Copa del Rey disputada en el estadio valencianista de Mestalla.

El Athletic logró contener al equipo azulgrana - que está a punto de asegurarse matemáticamente el título de Liga y va a disputar la final de la Liga de Campeones el 27 de mayo con el Manchester United - en los primeros minutos de juego e incluso se adelantó 1-0 en el marcador con un remate de Torquero en el minuto 8.

En el minuto 30, el marfileño Touré Yayá logró el empate para el Barcelona, que llevó la pelota desde el centro del campo, se desmarcó de tres contrarios y batió al portero con un disparo raso con la derecha.

Tras la reanudación, Lionel Messi, Bojan Krkic y Xavi marcaron tres tantos en nueve minutos, que garantizaron a los catalanes su Copa del Rey número 25.

"Ahora estamos recogiendo los frutos de todo el trabajo duro que hemos hecho durante toda la temporada", dijo el centrocampista Sergio Busquets a TVE tras el partido, mientras el equipo celebraba el triunfo.

"Espero que este fin de semana podamos asegurarnos nuestro segundo título".

El Barcelona tuvo un aspecto inusual en defensa con la presencia del portero suplente José Manuel Pinto y Touré Yayá en el centro de la defensa, y estuvieron expuestos al principio del partido.

Pinto desvió primero un disparo de Javi Martínez, luego Fran Yeste centró desde la derecha y encontró a Gaizka Toquero que se impuso a dos defensas para marcar de cabeza.

El Athletic parecía más fresco, hasta que Touré igualó de manera espectacular tras desmarcarse.

Gradualmente, el Barcelona se asentó y comenzó a atacar el área del Bilbao. En el minuto 55 fue Messi el que marcó, disparando entre una multitud de piernas después de que Gorka Iraizoz sólo pudiera esquivar un remate de Samuel Eto'o.

Tres minutos más tarde, Bojan amplió la ventaja del Barcelona y Xavi sumó el cuarto con un fabuloso lanzamiento de falta que superó la barrera y entró ajustado al poste en el minuto 64.

Justo antes del gol de Xavi el partido fue interrumpido brevemente porque el defensa Dani Alves fue alcanzado por una botella de plástico lanzada desde la grada.

Alves pudo continuar y la televisión mostró cómo la policía se llevaba al aficionado que había lanzado la botella, poco después.

El Ahtletic, que llegaba a una final de Copa por primera vez en 25 años, fue un equipo roto a partir de entonces. Los rojiblancos tienen asegurado un puesto en la Liga Europa, como se denominará Copa de la UEFA el año que viene, ya que el Barcelona jugará la Champions.