El Barça, campeón de Liga tras una temporada brillante

Por Mark Elkington

MADRID (Reuters) - El Barcelona ha brillado en su camino hacia su decimonoveno título de Liga con un juego de ataque irresistible al que no se han podido ni acercar ninguno de sus rivales.

Sólo el Real Madrid ha hecho un valiente intento por derrocarlos de lo más alto de la tabla en busca de su tercer título liguero consecutivo, pero fueron cruelmente humillados con una derrota por 6-2 en el Santiago Bernabéu hace quince días.

Han logrado un récord de 86 puntos en una Liga de 20 equipos a falta de tres partidos por jugar, y están a apenas cuatro goles de la marca de 107 lograda por el Real Madrid en 1989/90.

El ex jugador azulgrana Pep Guardiola, de 38 años, ha sido el artífice del éxito tras reemplazar a Frank Rijkaard el año pasado, y ha tenido un rotundo éxito en su primera temporada como entrenador de Primera División.

Antes de comenzar la campaña, permitió al club vender a Ronaldinho y a Deco, aunque tuvo la sensatez de cambiar de idea y retener a Samuel Eto'o, máximo goleador hasta ahora de la temporada con 28 tantos.

Una derrota y un empate frente al entonces recién ascendido Numancia y al Racing de Santander en sus dos primeros partidos hicieron surgir algunas dudas, pero no volvieron a mirar atrás una vez que llegaron a lo más alto de la clasificación en octubre.

Al contrario que su predecesor, Guardiola se hizo con el control del vestuario para imponer una nueva disciplina y la ética de trabajo que habían perdido.

Afianzó la organización defensiva hasta tal punto que encajaron menos goles que ningún otro equipo. Además, los nuevos fichajes como Daniel Alves y Gerard Piqué añadieron fuerza al combinado culé.

MAESTROS DEL CENTRO DEL CAMPO

Una vez que tenían la posesión del balón, cautivaron a sus rivales con maestros del centro del campo como Xavi y Andrés Iniesta, tal y como lo hicieron en la selección de Luis Aragonés que ganó la Eurocopa 2008.

Eto'o, Lionel Messi y un Thierry Henry en perfecta forma fueron la delantera devastadora. Sólo estos tres jugadores han anotado 70 goles entre los tres.

El Barça derrotó al Real Madrid por 2-0 en el Camp Nou en diciembre para ponerse con 12 puntos de ventaja, pero si no han conseguido antes el título se debe al mérito del entrenador madridista Juande Ramos, cuyo debut en Liga fue en el estadio azulgrana.

Ramos reemplazó a Bernd Schuster a finales del año pasado, asumiendo la preparación de un equipo inmerso en la inestabilidad institucional tras la dimisión del presidente Ramón Calderón en enero.

El Real Madrid se vio también devastado por las lesiones de Ruud van Nistelrooy, Mahamadou Diarra y Rubén de la Red que se quedaron fuera toda la temporada, mientras que Arjen Robben pasaba más tiempo en rehabilitación que jugando.

Fueron humillados por el Real Unión de Segunda B en la Copa del Rey, y después sufrieron una sonora derrota ante el Liverpool tras la que quedaron fuera de la Liga de Campeones.

Sin embargo, sin ser realmente impresionantes consiguieron una marca destacable de 17 victorias en 18 partidos de Liga y llegaron a reducir la diferencia con el Barça a cuatro puntos, antes de que sus aspiraciones se vieran abruptamente frenadas en el Bernabéu.

La lucha del Barça por títulos en tres frentes les ha hecho perder puntos inevitablemente, pero han sido despiadados con sus rivales directos.

De los seis encuentros contra los tres equipos que probablemente se les unan en la Liga de Campeones la próxima temporada - Real Madrid, Sevilla y Valencia - han ganado cinco y empatado uno, marcado en 21 ocasiones y han encajado sólo cuatro goles. El Valencia se sitúa a 27 puntos en la cuarta posición.