El Barça recupera ventaja y abre una brecha de seis puntos con el Madrid

  • Barcelona, 7 mar (EFE).- El FC Barcelona ha regresado a la cómoda ventaja en el liderato, al gozar ahora de seis puntos, después de imponerse por 2-0 al Athletic Club y beneficiarse del tropiezo del Real Madrid, que ha empatado 1-1 contra el Atlético de Madrid.

Eto'o: "Nunca me desespero, pero ni jugando tres horas hubiera marcado"

Eto'o: "Nunca me desespero, pero ni jugando tres horas hubiera marcado"

Barcelona, 7 mar (EFE).- El FC Barcelona ha regresado a la cómoda ventaja en el liderato, al gozar ahora de seis puntos, después de imponerse por 2-0 al Athletic Club y beneficiarse del tropiezo del Real Madrid, que ha empatado 1-1 contra el Atlético de Madrid.

El Barcelona necesitaba una victoria para detener la hemorragia de puntos que le había llevado de contar con una ventaja de hasta doce puntos a reducirse a cuatro en tres encuentros.

El mejor signo mostrado por el conjunto que entrena Pep Guardiola fue que recuperó su método, su sello inconfundible de fútbol, basado como piedra angular en presionar al rival y disponer a placer del balón. Messi, Eto'o y Henry volvió a ser la tripleta atacante pero a la vez la primera línea de presión defensiva que cuajó un gran encuentro.

Todo parecía preparado para que el Barcelona levantase el partido y dejase de perder puntos como en las tres anteriores jornadas, en las que cayó derrotado contra el Espanyol y Atlético de Madrid y empató frente al Betis.

Tal fue la línea ascendente del Barcelona que hasta recuperó la suerte que le ha sido esquiva en las anteriores jornadas. Así, mientras Yeste falló un gol cantado en un uno contra uno ante Valdés, el Barcelona respondió en la siguiente jugada con el primer gol del joven caterano Sergui Busquets, quien volvió a marcar tras hacerlo en la Liga de Campeones en el campo del Basilea.

A pesar de recuperar el Barça el olfato del gol y la senda del triunfo, el máximo goleador de la Liga, el camerunés Samuel Eto'o, sumó el cuarto partido sin marcar, y no porque no tuviese ninguna ocasión, ya que sumó casi media docena de acciones cantadas, con dos disparos al palo en la segunda parte. A pesar del desacierto, el camerunés se llevó una gran ovación, aunque el gran aplauso fue, una vez más, para Andrés Iniesta cuando lo cambiaron.

El Barcelona parece haber despertado del letargo, ya que después de dos partidos alejado de su método, que le ha llevado esta temporada a colocarse líder con un fútbol espectacular y casi incontestable, ha vuelto a ganar cuando más se le exigía y cuando el Madrid más en forma se encontraba, con una racha triunfal desde que Juande Ramos se hiciese con las riendas del equipo antes de acabar el 2008.

Más allá de la victoria incontestable, el Barcelona de Guardiola volvió a ser una apisonadora contra su rival, ya que logró lanzar 28 disparos contra la meta de Iraizoz, diecinueve de ellos en la segunda parte, unos números cercanos a los exhibidos antes de caer en el pozo de estas últimas semanas.

Con este triunfo, el Barcelona también rompe una racha de cinco partidos sin ganar, en los que se suma, además de los tres de Liga, el de Copa contra el Mallorca (1-1) y el de la Liga de Campeones, frente el Olympique de Lyon (1-1).

La victoria barcelonista también le ha servido al Athletic Club para calibrar que por segunda vez esta temporada el fútbol del Barcelona sigue estando un par de pasos por delante del que desarrolla el conjunto de Joaquín Caparrós, que aún tendrá un par de meses para preparar mentalmente a sus jugadores para la gran final de la Copa del Rey, que ambos equipos jugarán en Mestalla.