El Barcelona, a la final de la Champions en el último minuto

LONDRES (Reuters) - Un agónico gol de Andrés Iniesta a los 93 minutos dio el miércoles al Barcelona el empate 1-1 en su visita al Chelsea y la clasificación a la final de la Liga de Campeones.

Barcelona, que había igualado 0-0 en la ida, se clasificó por la regla de los goles marcados en campo contrario.

Michael Essien había adelantado al Chelsea a los 9 minutos con un gran remate de larga distancia que dejó sin reacción al portero rival.

"No hay palabras para describir lo feliz que está el equipo", dijo el barcelonista Gerard Piqué a Sky Sports.

Barcelona creó pocas opciones de gol claras a lo largo del partido, pero pudo romper el cerco defensivo del Chelsea en los minutos añadidos, cuando tras un pase del delanterio argentino Lionel Messi, Iniesta sacó un potente remate para poner el 1-1.

El conjunto catalán jugaba con un hombre menos desde los 65 minutos, cuando Eric Abidal fue expulsado por una falta sobre Nicolas Anelka, que se escapaba hacia la portería.

El Barcelona dominó el balón durante la mayor parte del primer tiempo pero no generó peligro, algo extraño en un equipo que ha marcado alrededor de 150 goles en todas las competiciones en lo que va de la temporada.

Chelsea fue más peligroso con sus contraataques, incluso después del gol de Essien.

En la final, el Barcelona se medirá con el Manchester United inglés el 27 de mayo en Roma.

El United, actual campeón defensor, se clasificó el martes tras superar 3-1 al Arsenal como visitante.

El Chelsea perdió la final de la Liga de Campeones el año pasado por penalties el United.

BAJAS, VUELTAS

Abidal se perderá la final en Roma, al igual que el defensa brasileño Daniel Alves, quien recibió una segunda tarjeta amarilla y estará suspendido para ese encuentro.

Pero el capitán Carles Puyol, suspendido para este partido, volverá a estar disponible el día de la final. En Roma, el United buscará ser el primer equipo en lograr dos títulos consecutivos desde que la Copa de Europa se convirtió en la Liga de Campeones.

Los jugadores del Chelsea se quejaron con vehemencia tras el final del partido al árbitro noruego Tom Henning Ovrebo debido a una jugada tras el 1-1 en la que reclamaron penalti por una mano de un jugador del Barcelona.

"Estoy decepcionado, por supuesto", dijo el entrenador del Chelsea, Guus Hiddink a Sky.

"Deberíamos haber marcado en algunas opciones. Después podemos hablar mucho de los penaltis no pitados (...) Cuando le tiran de la camiseta a Didier (Drogba). Pero tuvimos otras tres situaciones claras. No voy a decir cómo nos sentimos realmente pero es una injusticia", destacó.

El holandés remarcó que los grandes falos fueron de su equipo.

"Hay que decir que deberíamos haber anotado y hecho que el partido se hubiera definido para el segundo tiempo".

El marfileño Drogba fue amonestado tras el final por las reiteradas protestas.