El Barcelona cierra las celebraciones del triplete en un Camp Nou repleto

El Barcelona cierra las celebraciones del triplete en un Camp Nou repleto

El Barcelona cierra las celebraciones del triplete en un Camp Nou repleto

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

El Camp Nou fue escenario de la fiesta final por el triplete del FC Barcelona en un campo lleno hasta la bandera y con un público entregado a unos jugadores que han cerrado unas celebraciones muy emotivas que han durado casi seis horas.

Después de un día lleno de emociones y sin descanso para los miembros del FC Barcelona llegó el momento más esperado de la jornada, los parlamentos de los jugadores. El primero en hablar fue el capitán Carles Puyol que calificó esta temporada de "un sueño hecho realidad" después de agradecer el apoyo de la afición durante toda la temporada.

El siguiente en hablar fue el entrenador Josep Guardiola. El de Santpedor recordó a todos aquellos que se trasladaron a Roma para vivir la final, aquellos que consiguieron "callar" a todos los del Manchester.

Sorprendente el técnico no quiso alabar a sus jugadores. "Hoy no elogiaré a los jugadores porque sino el año que vienen será muy duro, quiero elogiar a los del 'staff' porque se dedican a cuidar a los jugadores cada día para que puedan hacer su trabajo", explicó.

Guardiola siguió con su línea de humildad al pedir a los aficionados que si el año que viene hacen "el ridículo", no se olviden de estos momentos, y los perdonen.

Después del entrenador gran parte de la plantilla pasó por el micrófono agradeciendo y ofreciendo a la afición este triplete. Uno de los protagonistas de la fiesta, Gerard Piqué, afirmó sentirse muy "orgulloso" de vestir la camiseta azulgrana. "Lo que vivimos ayer fue inolvidable, es un año histórico y quizá no lo valoramos pero todos los que formamos parte de este club sabemos que es hacer el triplete y nadie de España lo ha hecho antes, ¡somos los primeros!", festejó.

Otro de los capitanes, Xavi Hernández, aseguró que han "hecho historia" y que hoy, "más que nunca", es "un orgullo" ser culé y ser catalán. Por su parte, Andrés Iniesta, que fue manteado por sus compañeros, manifestó que es el hombre "más feliz del mundo" y alabó Guardiola al decir que para que sigan los éxitos es necesario que "el míster siga muchos años más".

El argentino Leo Messi, máximo goleador del Barça esta temporada, estuvo eufórico al afirmar que el próximo año lo ganarán "todo". El otro hombre gol del equipo, Samuel Eto'o, aseguró que la "única preocupación "que ha tenido esta temporada fue "sacar una sonrisa" a los aficionados, "espero haberlo conseguido". Cierra el trío atacante Thierry Henry que se mostró muy feliz al decir que con la 'Champions' ha ganado el título que le "faltaba" para tener "una buena carrera". "Finalmente y después de año pasado malo ahora puedo decir que soy culé", concluyo el francés.

UNA FIESTA INTERMINABLE

La fiesta del Camp Nou empezó poco antes de las ocho de la tarde cuando se abrieron las puertas del estadio. Rápidamente se fueron llenando todos y cada uno de los más de 98.000 asientos que hay en el campo con un afición eufórica y exultante con los éxitos de su equipo.

Varios conciertos amenizaron la espera de los seguidores blaugrana que parecían incansables después de varias horas de espectáculo, gritos y cánticos.

Por fin, hacia las diez y media de la noche saltaban al césped del Camp Nou Víctor Valdés, Xavi, Bojan, Víctor Sánchez y Jorquera con la Copa de Europa en un ambiente espectacular pocas veces vivido en este estadio. Poco después hicieron su aparición el resto de jugadores con las otras dos copas, la de Rey y la Liga.

Una afición rendida a los jugadores no dejó cantar al grito de campeones, campeones mientras los artífices de esta gesta daban la vuelta de honor con caras de felicidad y de incredulidad por encontrarse un ambiente tan magnífico

Fue entonces cuando el campo se quedó completamente a oscuras para que todos los aficionados pudiesen rememorar esta temporada histórica. El club emitió unas imágenes a través de los vídeo marcadores que repasaron los momentos más importantes de este año entre los que se encuentran el 2-6 en el Bernabéu, la final de Mestalla y la final de Roma.

Después de este momento emotivo fueron saliendo cada uno de los miembros del staff técnico seguidos de los jugadores que han conseguido este triplete. Uno detrás de otro fueron recibiendo la ovación de las casi cien mil personas congregadas en el Camp Nou. Destacó el aplauso que le brindó la afición azulgrana a Leo Messi.

Los últimos en salir fueron los capitanes y los entrenadores. Andrés Iniesta y Víctor Valdés salieron juntos con la Copa del Rey, seguidamente los otros dos capitanes, Xavi y Puyol acompañados por la Liga y, finalmente, Josep Guardiola con su segundo, Tito Vilanova con la 'Champions' en medio de una ovación estruendosa.

Una vez toda la plantilla estaba reunida en el centro del campo una nube de confeti los rodeó y los acompañó durante toda la vuelta de honor que hicieron al terreno de juego con una afición llena de júbilo. Una vez finalizada la vuelta llegó el momento para los parlamentos que pusieron el punto y final a una fiesta que ha durado más de doce horas desde que Puyol levantó la 'Champions' ayer en Roma hasta esta noche en el Camp Nou.