El Barcelona planifica el futuro, pero no concreta la continuidad de Begiristain

  • Barcelona, 11 feb (EFE).- El Barcelona planifica su futuro con la idea de renovar la delantera, donde nombres como David Villa y Fernando Torres cobran cierta dimensión como posibles sustitutos de Samuel Eto'o, aunque sigue sin concretar el futuro del secretario técnico, Aitor 'Txiki' Begiristain.

El Barcelona planifica el futuro, pero no concreta la continuidad de Begiristain

El Barcelona planifica el futuro, pero no concreta la continuidad de Begiristain

Barcelona, 11 feb (EFE).- El Barcelona planifica su futuro con la idea de renovar la delantera, donde nombres como David Villa y Fernando Torres cobran cierta dimensión como posibles sustitutos de Samuel Eto'o, aunque sigue sin concretar el futuro del secretario técnico, Aitor 'Txiki' Begiristain.

El máximo responsable del fútbol en el Barcelona concluye su contrato el próximo 30 de junio y la entidad, así como el interesado, guardan silencio respecto si el club le ha presentado una oferta de renovación (la actual junta concluye su mandato el 30 de junio, pero del 2010) o si Begiristain está interesado en continuar en el cargo.

Su figura ha sido una de las más controvertidas desde que Joan Laporta accedió a la presidencia en el verano del 2003. El nuevo secretario técnico venía avalado por Johan Cruyff, una de las fuentes de inspiración deportivas del nuevo mandatario.

En la misma parcela de trabajo también se erigió en la misma época la figura del vicepresidente deportivo, que encarnó el dimitido Sandro Rosell.

El enfrentamiento entre las tesis de Sandro Rosell y Johan Cruyff, que pasaron de un escenario privado a los medios de comunicación, no benefició la labor de Txiki, especialmente de cara a la opinión pública, que cargó las tintas contra el ex jugador barcelonista por algunos fichajes no muy acertados, como en el periodos invernal.

Los acontecimientos de las dos últimas temporadas en el Barcelona, en las que en la afición existía la sensación de que el equipo que dirigió Frank Rijkaard rayó por debajo de sus posibilidades a pesar de contar con una gran plantilla, ya que venía de ganar dos Ligas y una Liga de Campeones, volvieron a situar al ejecutivo en el ojo del huracán.

No obstante, en la directiva se sostiene una idea completamente opuesta al sentir de una buena parte de la afición, pues se considera que Begiristain ha sido capaz con sus aciertos y desaciertos de confeccionar plantillas de la máxima competitividad en todas las temporadas que ha ejercido de secretario técnico.

La rapidez y el acierto en cómo el Barcelona ha recuperado esta temporada el pulso en la Liga, ha devuelto en parte la credibilidad a Txiki, especialmente en el seno de la directiva, aunque en el club catalán se sigue guardando silencio respecto del futuro del ejecutivo, cuyo contrato finalizará el próximo 30 de junio.

Begiristain se encuentra planificando la próxima temporada, para la cual se espera que resuelva una serie de renovaciones que han generado el surgimiento de muchos nombres para el futuro barcelonista.

Seis son los jugadores que concluyen su compromiso con el club dentro de dos temporadas, como son Valdés, Márquez, Puyol, Gudjohnsen, Eto'o y Pinto, después de que renovasen hasta el 2014 Xavi e Iniesta, quienes también concluían su compromiso el 2010.

La situación de Eto'o es, sin dudas, la que más expectación está generando ya que en algunos sectores de la afición se piensa que después de que el camerunés estuviese en la cuerda floja el pasado verano posiblemente no continuará la próxima temporada.

No es ésta una idea con la que se trabaja abiertamente en el club, pues se está a la espera de cómo finalizará el campeonato el actual máximo goleador de la Liga.

Al margen de cómo se resuelva el futuro del camerunés, dos nombres como los de David Villa y Fernando Torres han cobrado nuevamente importancia como sustitutos de Eto'o, especialmente el primero, dado que su representante, José Luis Tamargo, no ha escondido que el ariete del Valencia aceptaría el desafío de jugar en el Barcelona.