El Bernabéu contrapone la racha blanca con el renacer atlético

  • Madrid, 6 mar (EFE).- El estadio Santiago Bernabéu acoge un nuevo derbi madrileño, al que llega en plena racha de buenos resultados ligueros el Real Madrid, tras diez victorias consecutivas, y con ánimos renovados un renacido Atlético de Madrid que acaba de tumbar al líder, el Barcelona, recuperando la brillantez en su fútbol.

Juande rescata a Drenthe y Faubert por las sanciones de Pepe y Sneijder

Juande rescata a Drenthe y Faubert por las sanciones de Pepe y Sneijder

Juande Ramos asegura que "los derbis tienen un sabor especial"

Juande Ramos asegura que "los derbis tienen un sabor especial"

Madrid, 6 mar (EFE).- El estadio Santiago Bernabéu acoge un nuevo derbi madrileño, al que llega en plena racha de buenos resultados ligueros el Real Madrid, tras diez victorias consecutivas, y con ánimos renovados un renacido Atlético de Madrid que acaba de tumbar al líder, el Barcelona, recuperando la brillantez en su fútbol.

El partido se presenta también bajo la sombra de la Liga de Campeones. Real Madrid y Atlético se juegan su futuro en la competición de más prestigio ante Liverpool y Oporto. No rebaja el atractivo del duelo doméstico, pero puede condicionar a la hora de reservar algún jugador, sobre todo en un Real Madrid que está obligado a ganar en Anflied para evitar un nuevo descalabro a las primeras de cambio.

Esa necesidad de recuperar el prestigio perdido hace pensar a Juande Ramos en rotaciones. Como es habitual, el técnico madridista no decidirá hasta el último instante, pero por su cabeza pasa dar descanso al holandés Arjen Robben. Ha quedado demostrado que no es un jugador que aguante al mismo nivel dos encuentros por semana y que aumenta el riesgo de lesión. Apunta al banquillo en el derbi, como Fernando Gago, recién recuperado de un esguince de tobillo, que también puede ser reservado para Liverpool.

No tendrá Juande Ramos ante el Atlético a su bastión defensivo. El portugués Pepe es baja por sanción y abre un abanico de posibilidades. La velocidad del 'Kun' Agüero no influirá en Juande, que tiene pensado dar entrada al alemán Christoph Metzelder, como ya hizo en su debut en el Camp Nou, como pareja de Fabio Cannavaro.

Será el día de José María Gutiérrez 'Guti'. Titular en la manija del equipo, tras marcar en Montjuic y conducir a su equipo a la décima victoria consecutiva, tiene ante sí el día perfecto para reivindicar su fútbol en un partido importante y tener luego continuidad en Anfield.

En tres semanas el Real Madrid ha recortado ocho puntos de diferencia al Barcelona, pero la euforia no se ha apoderado del vestuario. Enfoca con responsabilidad el duelo ante el Atlético. Los jugadores hablan de "dos finales" seguidas, con la de Liverpool, en las que se decide buena parte de la temporada. Un mal paso será decisivo.

Juande Ramos no podrá contar para el derbi con Wesley Sneijder, que se pierde como Pepe el encuentro por sanción, y ha descartado a Jordi Codina, Miguel Torres, Javi García, Javier Saviola y Dani Parejo. Recupera a Julien Faubert y Rosyton Drenthe, el jugador que provocó el penalti del triunfo blanco en el último derbi. Cuánto han cambiado las cosas para el holandés.

Mientras, el Atlético de Madrid intentará acabar con una década de despropósitos en el estadio Santiago Bernabéu, números negativos que intentará romper para lograr tres puntos vitales en su lucha por jugar la próxima edición de la Liga de Campeones.

No sólo ganar al Real Madrid en su estadio, con miles de aficionados blancos presentes como testigos, y continuar en la lucha europea son dos alicientes para los rojiblancos. Hay más. También hay que saldar cuentas con la historia. La última vez que ganaron en la casa blanca fue el 30 de octubre de 1999, cuando los goles de Jimmy Floyd Hasselbaink y José Mari acabaron con el Real Madrid.

Ese será un gran aliciente rojiblanco. Pero más allá de romper sus estadísticas negativas, o de ayudarse a sí mismos para continuar en la pomada europea, existe otra cuenta pendiente en el Bernabéu. Tal vez, la más importante para el aficionado atlético. Conseguir tres puntos alejaría al Real Madrid de la Liga e incluso podrían despedirse de ella definitivamente. Dejarles a siete puntos del Barcelona podrían ser muchos, y eso es muy interesante para algunos atléticos.

Con toda la oferta de estadísticas, de miedos, de esperanzas y de objetivos puestas sobre la mesa, los hombres de Abel Resino llegan al duelo en buena forma, tras una victoria impresionante ante el Barcelona que cerró de un portazo las dudas que empezaban a surgir sobre la cabeza del técnico toledano.

Y es que en la semana del choque ante los azulgrana se habló casi de todo menos del encuentro. El cabreo de Agüero o el terrible desastre acontecido con un chaval de la escuela rojiblanca, fallecido tras caer sobre su cabeza un banquillo, apartaron cualquier debate futbolístico. En esta ocasión sí que ha existido, con la salvedad de la pequeña polémica del argentino Maxi, que tiró, de malas maneras, el brazalete de capitán cuando fue sustituido en el último partido.

Por fin se ha hablado de fútbol. De la peligrosa dupla Agüero-Forlán, del respeto del segundo a Raúl y a Robben, del debate Heitinga o Seitaridis en el lateral derecho, de la posible presencia del recuperado Luis Amaranto Perea... Han sido siete días de dulce resaca y de debate futbolero, que se zanjará tras 90 minutos en el Santiago Bernabéu.

En ellos, Abel podrá incluir en la convocatoria a Perea, tras tres semanas de baja. Luis García, también recuperado de su lesión, regresa. Heitinga o Perea serán los dueños del lateral derecho. En el centro del campo, Raúl García es baja por sanción. Lo sustituirá el portugués Maniche. El resto, todo igual que ante el Barcelona, con Maxi, Simao, Agüero y Forlán arriba, en su empeño con acabar con años de sequía en el Bernabéu.

Alineaciones probables:

Real Madrid: Iker Casillas; Sergio Ramos, Metzelder, Cannavaro, Heinze; 'Lass' Diarra, Gago, Guti, Higuaín; Raúl y Huntelaar.

Atlético de Madrid: Leo Franco; Heitinga o Perea, Ujfalusi, Pablo, Antonio López; Maxi, Maniche, Assuncao, Simao; Agüero y Forlán.

Árbitro: Fernández Borbalán (Comité Andaluz).

Estadio: Santiago Bernabéu.