El Bilbao reta al Barça en el duelo de los "reyes de copas"

El Bilbao reta al Barça en el duelo de los "reyes de copas"

El Bilbao reta al Barça en el duelo de los "reyes de copas"

MADRID (Reuters) - La fatiga física y mental podría pasar factura el miércoles al Barcelona en la final de la Copa del Rey, el primero de los tres torneos que aspira a conseguir esta temporada.

Los catalanes sobrevivieron al partido de vuelta de semifinales de Liga de Campeones contra el Chelsea el miércoles pasado, anotando un gol en tiempo de descuento que les dio una plaza para la final del 27 de mayo contra el Manchester United.

Pero el domingo, cuando estaban a punto de cantar el alirón de campeón de Liga ante el Villarreal, desaprovecharon una ventaja inicial de 3-1 para empatar finalmente 3-3 después de jugar los últimos 12 minutos con un hombre menos por la tarjeta roja al defensa Eric Abidal.

El gol de Joseba Llorente silenció a un Camp Nou repleto que estaba a punto de estallar en celebraciones. El Barça sólo necesita un punto en los tres partidos de Liga que restan, pero el rostro de incredulidad en las caras de los jugadores habrá preocupado a Pep Guardiola.

"Hace unos días hicimos lo mismo con el Chelsea, ahora nos ha tocado sufrir a nosotros. Aún así estamos mucho más cerca del título", dijo Guardiola.

"Tenemos que animarnos, recuperar la sonrisa y prepararnos lo mejor que podamos para la final de Copa", añadió.

Guardiola admitió que sus jugadores estaban sufriendo el cansancio acumulado por tantos partidos importantes en tan corto espacio de tiempo, y se mostró particularmente preocupado por la lesión del centrocampista Andrés Iniesta, que sufrió un desgarro el domingo que le impedirá estar en Mestalla.

Iniesta se suma así a Thierry Henry y Rafael Márquez, y tampoco estará el suspendido Abidal. La segunda tarjeta roja al francés le aparta de su segunda final, ya que tampoco podrá estar en Roma contra el United.

OLA DE EMOCIONES

El Barça ganó al Mallorca su Copa del Rey número 24 la última vez que llegó a la final del torneo, en 1998, también en Mestalla.

Frente a ellos estará un equipo respaldado por una oleada de seguidores - 20.000 de ellos llenaron San Mamés el domingo sólo para ver el último entrenamiento antes de viajar a la capital del Turia.

El entrenador Joaquín Caparrós dejó descansar a los habituales titulares para el partido del sábado contra el Betis, que ganaron por 1-0, resultado que les deja cómodamente en la mitad de la tabla.

El Athletic ganó la última de sus 23 copas en 1984, cuando derrotó al Barcelona por 1-0 en una final recordada por el violento intercambio de empujones y puñetazos entre los jugadores, entre ellos Diego Armando Maradona, al final del encuentro.

Este equipo sólo cuenta con jugadores de su cantera, y Caparrós espera que una victoria frente al Barcelona ayude a demostrar que este modelo, que ha sido cuestionado tras varios intentos para evitar el descenso, también da resultados al más alto nivel.

"Si podemos ganar una final contra el Barcelona, que en el momento es el mejor equipo del mundo, eso convertirá el modelo único del Bilbao en centro de la atención mundial. Esa posibilidad da a los futbolistas una motivación extra", dijo al diario deportivo Marca.