ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

El Chelsea logra su quinto título de FA Cup en la despedida de Guus Hiddink

El Chelsea logra su quinto título de FA Cup en la despedida de Guus Hiddink

El Chelsea logra su quinto título de FA Cup en la despedida de Guus Hiddink

LONDRES, 30 (EUROPA PRESS)

El Chelsea conquistó su quinto título de la FA Cup tras ganar (2-1) al Everton en una final que supuso el adiós de su técnico Guus Hiddink, quien se valió de los goles de sus estrellas Drogba y Lampard para ganar en el césped del estadio de Wembley y poner así un broche de oro a una temporada notable.

El entrenador holandés se despide del mejor modo posible de su equipo, habiendo llegado a Stamford Bridge a mitad de temporada y confirmando aún más su capacidad para tocar el éxito con cualquier equipo con el que trabaja.

Los londinenses, terceros en la 'Premier', igualan con esta victoria -la quinta (2007, 2000, 1997 y 1970)- el número de trofeos del Everton en la Copa Inglesa, después de llevarse un partido que no tuvo un claro dominador y en el que el calor pareció secar el juego fluido y de ataque en ambos conjuntos que la próxima campaña disputaran competición europea.

La calidad de los jugadores de Guus Hiddink, junto con los 23 partidos consecutivos que los de David Moyes --mejor técnico de la temporada-- suman sin vencer a un rival que en la Premier quedó situado 20 puntos por encima de los de Goodison Park, fue la clave del triunfo londinense.

Pese a ello, el Everton se adelantó a los pocos segundos del comienzo, logrando en la primera parte la igualada los 'blues' por medio de un cabezazo de Drogba y en la segunda consumar la victoria con un gol desde fuera del área de Lampard.

Nada más comenzar, el Everton logró un récord en la competición al anotar el gol más rápido en la historia de la FA Cup. El francés Louis Saha, que no había anotado más de media docena de tantos este año, recogió a los 25 segundos de encuentro un balón dentro del área del Chelsea, introduciéndolo de volea en la red de Petr Cech.

La polémica surgió cuando el gol de los de Liverpool vino precedido de un fuera de juego y ya en la segunda parte el juez de línea del árbitro Howard Webb no vio como un disparo de Frank Lampard botó dentro de la portería convirtiéndolo en el 'gol fantasma' de la final.

EL CHELSEA TIRÓ DE LA CALIDAD DE SUS JUGADORES

Los londinenses acusaron la falta de tensión competitiva desde los primeros segundos, ya que hace varias semanas y tras caer eliminado de la Liga de Campeones y quedarse sin opciones de luchar por la Premier no han peleado por objetivos. Durante la final entraron y salieron del partido llevados únicamente por la calidad de sus jugadores.

Muestra de ello fue la calidad demostrada por el extremo Florent Malouda y el delantero Didier Drogba, de donde nació la jugada del empate. Tras un gran centro del francés que el costamarfileño remató de perfecta forma para dejar un gran tanto en lo estético y que hizo imposible la parada de Tim Howard.

El juego fue más rápido en la primera parte que en la segunda y en todo momento fueron los jugadores de Moyes los que estuvieron mejor tácticamente, con Tim Cahill y Marouane Fellaini llevando la manija de un equipo con menos técnica que los 'blues'. El Chelsea contó con un centro de campo poco activo, con Michael Essien duro en defensa y desaparecido en ataque y con Lampard que participaba sin asiduidad.

Sería el intencional inglés el que disipó las dudas del juego ofensivo de los de Guus Hiddink para, tras un buen recorte, disparar desde fuera del área con potencia y colocación y anotar el segundo tanto que decantaba el partido para los londinenses que hasta el final del mismo sólo dejaron un disparo al poste de Malouda, y con un Everton que acusó el tanto y tiró de orgullo y no de inteligencia para luchar contra el marcador.