El clásico Boca-River eclipsa a todo lo demás en el Clausura argentino

  • Buenos Aires, 18 abr (EFE).- El partido Boca Juniors-River Plate que se disputará este domingo en el mítico estadio 'La Bombonera' se sitúa, como siempre, por encima de todo cuanto ocurre este fin de semana en la décima jornada del torneo Clausura del fútbol argentino.

El clásico Boca-River eclipsa a todo lo demás en el Clausura argentino

El clásico Boca-River eclipsa a todo lo demás en el Clausura argentino

Buenos Aires, 18 abr (EFE).- El partido Boca Juniors-River Plate que se disputará este domingo en el mítico estadio 'La Bombonera' se sitúa, como siempre, por encima de todo cuanto ocurre este fin de semana en la décima jornada del torneo Clausura del fútbol argentino.

No es el encuentro más importante en la lucha por el liderato en la clasificación, varias figuras de ambos equipos están en duda por lesiones y hasta se cree que podría haber sorpresas en las alineaciones, pero la atracción del choque se potencia sin límites en las horas previas a la puesta en movimiento del balón.

Sin entradas disponibles salvo en la reventa, se anuncia una operación de seguridad en la que participarán unos 1.100 agentes de la policía y en el barrio de La Boca los vecinos se aprestan a una interrupción de tráfico en sus calles que modificará sus movimientos desde la mañana y hasta la puesta del sol.

En el resto de la cuidad y el país se prevé que durante casi 120 minutos la televisión superará el récord del año en cuanto a encendido desde las tres de la tarde (18.00 gmt), hora prevista para la disputa del clásico.

El River Plate hace cinco años que no derrota a su histórico rival en el estadio boquense, y necesita esta vez los tres puntos para continuar lo más cerca posible del liderato y reforzar el crédito de su entrenador desde comienzo de año, Néstor Gorosito.

El equipo 'millonario' va al barrio de La Boca sin haber alcanzado en este 2009 el nivel que esperaban sus hinchas tras sufrir la humillación de terminar enterrado en el último puesto en el Apertura 2008 que terminó en diciembre, en la peor campaña de su historia.

Además necesita mantener sus posibilidades de luchar por el título porque en la Copa Libertadores está en una delicada situación, ya que no depende de sí mismo para clasificarse a los octavos de final.

Ese torneo del 2008 lo ganó el Boca Juniors, conquista con la que su entrenador Carlos Ischia se aseguró la renovación de su contrato, y en el frente externo no puede irle mejor, ya que el equipo arrasa en la competición continental con cuatro victorias en igual cantidad de partidos.

En la formación de Ischia está en duda la alineación de Juan Román Riquelme por una lesión plantar en su pie derecho que le ha impedido entrenarse durante la semana, y el técnico afirma que esperará su evolución hasta minutos antes del encuentro.

En iguales condiciones está el goleador del River Plate, el colombiano Radamel Falcao García, jugador clave para este tipo de encuentros aunque su rendimiento este año no sea el mejor.

El Boca Juniors llegó a la décima jornada a ocho puntos del liderato y el River Plate a cuatro, y un triunfo será vital para ambos porque después del clásico quedarán en disputa 27 hasta la finalización del torneo.

Roberto Abbondanzieri; Hugo Ibarra, Julio César Cáceres, Juan Forlín, Claudio Morel Rodríguez; Fabián Vargas, Sebastián Battaglia, Cristian Chávez; Juan Román Riquelme o Nicolás Gaitán; Rodrigo Palacio y Martín Palermo son los probables titulares boquenses.

Daniel Vega; Paulo Ferrari, Gustavo Cabral, Nicolás Sánchez, Cristian Villagra; Diego Barrado o Gustavo Bou, Oscar Ahumada, Nicolás Domingo, Marcelo Gallardo; Diego Buonanotte o Cristian Fabbiani y Radamel Falcao o Buonanotte son los candidatos a jugar por el River Plate.

En la lucha por el primer puesto están casi codo a codo Colón de Santa Fe, Vélez Sarsfield y Lanús, mientras que la angustia embarga a Gimnasia de Jujuy y San Martín de Tucumán, muy cerca del descenso directo, y a Gimnasia La Plata, Rosario Central y Racing de Avellaneda, que intentan zafar de la Promoción con equipos de la segunda categoría.