El Congreso se hace del Barça

  • Madrid, 27 may (EFE).- Todos con el Barça en el Congreso y todos optimistas porque ningún político se ha atrevido a plantear que el equipo catalán pudiera perder esta noche la final de la Liga de Campeones, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, verá en la mismísima Roma.

El Congreso se hace del Barça

El Congreso se hace del Barça

Madrid, 27 may (EFE).- Todos con el Barça en el Congreso y todos optimistas porque ningún político se ha atrevido a plantear que el equipo catalán pudiera perder esta noche la final de la Liga de Campeones, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, verá en la mismísima Roma.

Reconocido "culé", Zapatero ha sido moderado en sus previsiones y le da a su equipo un 2-1 en el marcador porque el rival, el Manchester United, es uno de los mejores de Europa.

Otro gran futbolero, pero él muy madridista, Mariano Rajoy, ha preferido esquivar la pregunta de los periodistas y se ha ido por otros derroteros políticos.

Sí se ha pronunciado Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro de Interior y muy muy madridista, y ha asegurado que no sólo verá el partido sino que "va con el Barça", y para su equipo blanco, pues "ya vendrán tiempos mejores".

Al presidente de la Cámara, José Bono, le basta con que el Barcelona gane, "que gane España y lo podamos celebrar todos con el Barça".

Y lo que le gustaría al portavoz socialista, José Antonio Alonso, es un 3-2 porque "es un resultado bonito y que nos daría cuenta de un partido tenso e intenso".

En el banquillo de la oposición, se le ha desbordado el entusiasmo al diputado del PP Esteban González Pons, quien apuesta "clarísimamente" por el 5-0, ya que está convencido de que "después de la Eurocopa este va a ser un nuevo grandísimo éxito del fútbol español".

A Emilio Olabarria, del PNV, le parece "un poco exagerado" ese pronóstico y piensa que con un 1-0 "van que chutan" y el diputado de IU Gaspar Llamazares cree que el Barcelona marcaría un 2-1 "con mucha suerte".

Los catalanes están al borde de un ataque de nervios, como ha reconocido el diputado de ERC Joan Tardá, que, si bien previamente había vaticinado un 3-0, "lo dije porque estoy muy nervioso, como mi hijo pequeño", ha señalado, pero ahora no se aventura más que a decir que ganará.

Desde CiU, Carles Campuzano plantea un 2-1, pero eso sí "padeciendo hasta el final", mientras que Pere Macìas se atreve con el 3-1, un resultado que va a demostrar que el Barça "hace goles", aunque a lo mejor "tenemos que sufrir algo".

"Tripleta" es lo que espera la ministra de Defensa, Carme Chacón, también catalana, porque aunque el Manchester es un "grandísimo" equipo "este es un Barça de ensueño".

A la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, la gripe AH1N1 le va a dar hoy un pequeño respiro para ver el partido, aunque no sea entero porque el entusiasmo futbolístico no le da para tanto. Por supuesto quiere que gane el Barça y "ojalá lo podamos celebrar todos juntos", ha dicho.

Escueta en su predicción ha sido la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que sólo se ha marcado un "vamos a ganar".