El cuarto triunfo de Osasuna en el Camp Nou le hace depender de sí mismo ante el Madrid

  • Pamplona, 24 may (EFE).- Sin depender de sí mismo y a merced de los dos 'grandes' y los dos primeros clasificados en las dos últimas jornadas, así encaraba Osasuna su titánica lucha por evitar el descenso, objetivo que tiene a su alcance tras su cuarto triunfo histórico en el Camp Nou y si gana en el último choque al Madrid.

Camacho recupera al central Sergio para el último partido ante el Real Madrid

Camacho recupera al central Sergio para el último partido ante el Real Madrid

Pamplona, 24 may (EFE).- Sin depender de sí mismo y a merced de los dos 'grandes' y los dos primeros clasificados en las dos últimas jornadas, así encaraba Osasuna su titánica lucha por evitar el descenso, objetivo que tiene a su alcance tras su cuarto triunfo histórico en el Camp Nou y si gana en el último choque al Madrid.

Desde el sorteo del calendario el pasado verano, siempre se había barajado en el entorno 'rojillo' la conveniencia de llegar a las dos últimas jornadas con los deberes hechos, pero los 'rojillos' se durmieron en el último mes y tras la negra jornada de hace una semana dejaron de depender de sí mismos.

Osasuna salvó anoche en el Camp Nou su primer 'match-ball' para esquivar el descenso, puesto que una derrota en Barcelona le habría mandado a Segunda División, tras los triunfos del Getafe y del Sporting.

A pesar de que sigue ocupando puestos de descenso, la victoria contra el Barcelona y el empate 'in extremis' del Málaga contra el Betis le abren las puertas a la permanencia con un triunfo en la última jornada frente al Real Madrid.

Sin confianzas. Así afrontará el equipo pamplonés el último duelo ante el equipo blanco, que curiosamente conquistó la Liga la pasada temporada en Pamplona a falta de cuatro para su conclusión para dejar 'tocado' y momentáneamente en descenso a Osasuna.

En esta ocasión, el Real Madrid vendrá a Pamplona sin jugarse nada, con el segundo puesto asegurado y centrado en el proceso electoral, por lo que Osasuna debe apostar a ganador, además después de haber roto contra el Barcelona una racha de seis partidos sin ganar con su segunda victoria de la temporada a domicilio.

Aunque un empate en la última jornada incluso le podría valer a José Antonio Camacho, que curiosamente se la jugará ante 'su' Real Madrid, las cuentas de Osasuna se centran exclusivamente en ganar al conjunto madridista para asegurar su décima temporada consecutiva en Primera División.

Osasuna se puede salvar como la pasada temporada, en la última jornada y con los mismos puntos, 43, frente a los 42 de un Zaragoza que fue 'castigado' por el Real Madrid en la penúltima jornada, a pesar de no jugarse nada, como ahora viaja a Pamplona.

El enfrentamiento directo entre el Betis y el Valladolid hace que los dos no puedan llegar a los 43 puntos, objetivo al alcance de Osasuna que, además, jugará su última final al calor de su hinchada en el estadio Reyno de Navarra.

Walter 'Rifle' Pandiani, autor del gol de la victoria en el Camp Nou para elevar su cuenta a 11, está siendo una pieza fundamental en la resistencia de Osasuna a perder la categoría, lo que ha sido el principal acierto de Camacho tras recuperar al uruguayo que no contaba para José Ángel Ziganda.

Un Camacho que ha tirado de los veteranos de la plantilla para el tramo decisivo del campeonato con la vuelta al equipo titular de jugadores como Ricardo López o César Cruchaga, quien espera concluir su carrera futbolística la próxima semana con Osasuna en Primera División.