El Defensor Sporting uruguayo mete al Boca Juniors en el infierno

  • Buenos Aires, 22 may (EFE).- La derrota sufrida el jueves por el Boca Juniors argentino a manos del defensor Sporting uruguayo (0-1), resultado con el que quedó eliminado de la Copa Libertadores en los octavos de final, le ha metido en el infierno.

Buenos Aires, 22 may (EFE).- La derrota sufrida el jueves por el Boca Juniors argentino a manos del defensor Sporting uruguayo (0-1), resultado con el que quedó eliminado de la Copa Libertadores en los octavos de final, le ha metido en el infierno.

El endeble equipo boquense, apeado de la lucha por el título en el torneo Clausura argentino, se ha quedado sin objetivos en el primer semestre del año como corolario de una crisis interna que algunos de sus jugadores admitieron tras el impacto sufrido frente a los violetas de Montevideo en el mítico estadio 'La Bombonera'.

"La reflexión es que no estábamos a la altura. Hay muchas cosas para analizar. Hace rato que me doy cuenta que no era el camino correcto el que transitábamos", afirmó el goleador Martín Palermo.

"Cuando se juega mal es difícil ganar. No tuvimos una buena noche, no se hicieron bien las cosas y por eso perdimos", dijo Juan Román Riquelme, la figura del equipo.

Tras la derrota el entrenador Carlos Ischia no compareció ante la prensa mientras numerosos medios aseguraban que su ciclo en el club estaba terminado o que, al menos, su salida se producirá en junio próximo, cuando termine la actual Liga en la que el equipo ocupa el decimosexto puesto en la clasificación.

El dirigente José Beraldi indicó que "hay que empezar una nueva etapa", frase que potenció la impresión de que el Boca Juniors tendría nuevo técnico más temprano que tarde.

Pero este viernes, el vicepresidente boquense Juan Carlos Crespi aseguró que la entidad "siempre cumple los contratos" al recordar que el de Ischia finaliza en diciembre próximo y afirmar que el entrenador "no es el único responsable" de la actual situación.

"La directiva tiene la máxima responsabilidad de todo lo que ocurre en el club. Todos somos culpables. Tenemos que estar unidos para sacar adelante al equipo", indicó

El dirigente dijo que "se hace necesario" reincorporar a la plantilla a "jugadores clave en temporadas anteriores" como Daniel 'Cata' Díaz y Walter Samuel, defensas del Getafe español y del Inter italiano, respectivamente, para "terminar de formar a los más jóvenes".

"Desde el vestuario salen los éxitos y las amarguras. Necesitamos reforzar el vestuario", añadió.

Crespi advirtió que si el equipo no gana los 15 puntos que quedan en juego en el Clausura, deberá proclamarse campeón del Apertura que comenzará en agosto para clasificarse a la Libertadores de 2010, lo cual es ahora "el máximo objetivo" del Boca Juniors.