El estadio Santiago Bernabéu bate con la selección española su récord de decibelios

  • Madrid, 1 abr (EFE).- El estadio Santiago Bernabéu batió su anterior récord de decibelios -108 sostenidos ante el Zaragoza en 2006- y estableció su nueva marca durante el partido que jugaron España y Turquía con una cifra que alcanzó los 110 db mientras sonaba el himno español.

El estadio Santiago Bernabéu bate con la selección española su récord de decibelios

El estadio Santiago Bernabéu bate con la selección española su récord de decibelios

Madrid, 1 abr (EFE).- El estadio Santiago Bernabéu batió su anterior récord de decibelios -108 sostenidos ante el Zaragoza en 2006- y estableció su nueva marca durante el partido que jugaron España y Turquía con una cifra que alcanzó los 110 db mientras sonaba el himno español.

Los propios jugadores del combinado nacional, según informa la página web del Real Madrid, reconocieron después del encuentro el ensordecedor ambiente con el que jugaron ante los turcos: "Era imposible escucharse en el campo, la afición estuvo de diez", aseguraron David Villa y Marcos Senna.

La clasificación de los cinco encuentros más ruidosos se completa con la victoria del Real Madrid ante el Mallorca el 17 de junio de 2007, partido en el que los blancos ganaron su última Liga, que marcó 107 decibelios. Un año antes, el 20 de febrero de 2006, el choque entre Real Madrid y Bayern de Múnich registró un decibelio menos. El quinto puesto corresponde a la remontada (4-3) del Real Madrid al Espanyol el 20 de mayo de 2007 y a la victoria por dos goles a cero ante el Barcelona el 22 de octubre de 2006, con 106 decibelios.

El Santiago Bernabéu cuenta con un sistema de medición de sonido, instalado en el año 2004. El estadio cuenta con un sistema compuesto por tres anillos de altavoces completos: en la tribuna, en el segundo anfiteatro y en la cubierta, con una potencia de 30.000 vatios.

Para controlar los decibelios, el club blanco instaló un sistema que cuenta con 25 sondas distribuidas por el estadio. Éstas miden el audio directo rebotado recibido en tiempo real y lo mandan a un ordenador ubicado en la Unidad de Control Integral del estadio, desde donde se maneja todo el sistemas de infraestructuras del Santiago Bernabéu. Las sondas captan el ruido directo y rebotado y avisan en caso de superar los 100 dB.

La cifra alcanzada durante el partido de España es muy elevada, sobre todo si se compara con la vida real. El ruido del metro genera 100 dB, mientras que el umbral del dolor se sitúa en los 120 dB. Una exposición por encima de los quince minutos a 100 dB podría hacernos perder nuestra capacidad auditiva, informa la página oficial del Real Madrid.