El futbolista brasileño Grafite afirma que en Alemania existe el racismo

  • Sao Paulo, 4 abr (EFE).- El delantero brasileño Edinaldo Batista Libanio 'Grafite', que anotó dos de los goles con que el Wolfsburgo derrotó el sábado por 5-1 al Bayern Munich en la Bundesliga, afirmó que en Alemania existe racismo.

Sao Paulo, 4 abr (EFE).- El delantero brasileño Edinaldo Batista Libanio 'Grafite', que anotó dos de los goles con que el Wolfsburgo derrotó el sábado por 5-1 al Bayern Munich en la Bundesliga, afirmó que en Alemania existe racismo.

Grafite señaló, en declaraciones publicadas el sábado en la edición digital del diario Folha de Sao Paulo, que "el pueblo alemán es racista, en especial los viejos de la época de Adolfo Hitler. (Es) gente arrogante, ignorante que falta al respeto".

"Los futbolistas son 'superstars' (súper estrellas). Por ser una persona pública no siento el racismo, pero algunos miran raro, se percibe eso, por ser uno un jugador de fútbol, que tiene un auto lindo", agregó el goleador del Sao Paulo, que destacó las campañas "constantes" contra el racismo en los estadios alemanes.

"Nunca recibí una agresión (verbal) en un estadio alemán", resaltó el delantero.

El delantero, quien lleva por sobrenombre 'Grafite' (grafito) en alusión a su piel negra, se refirió también a la controversia en 2005 con el argentino Leandro Desábato, entonces defensor del Quilmes, en un partido de la Copa Libertadores de América en el que éste último supuestamente profirió insultos racistas.

"Él se equivocó y yo también. El caso fue negativo para mí. Haberme prestado a todo eso, porque el caso se transformó en un espectáculo mediático. No fue exagerado el tema legal, porque hay cumplir las leyes. Pero yo quería ser famoso por mis goles y no por ese caso", relató.

En el intermedio del partido disputado en el estadio Morumbí de Sao Paulo, el delantero hizo una denuncia a una comisaría móvil en el escenario deportivo y al término del encuentro agentes de la Policía arrestaron a Desábato, quien permaneció detenido durante 24 horas por supuesta ofensa xenófoba.

"Todo el mundo estaba conmigo en ese momento y seis meses después desistí de abrir la denuncia en la justicia", apuntó Grafite, quien en su momento alegó que el argentino lo llamó de 'macaquito' (mono pequeño).