El Liverpool mete miedo al Manchester United goleando al Aston Villa (5-0)

El Liverpool mete miedo al Manchester United goleando al Aston Villa (5-0)

El Liverpool mete miedo al Manchester United goleando al Aston Villa (5-0)

LIVERPOOL (INGLATERRA), 22 (EUROPA PRESS) El Liverpool, entrenado por el español Rafa Benítez, goleó (5-0) sin compasión al Aston Villa en el encuentro que cerró la trigésima jornada tras la cual, los 'reds' se han colocado a tan sólo un punto de diferencia del líder Manchester United -que cuenta con un partido menos- a falta de ocho jornadas para la conclusión de la Premier League. Anfield disfrutó, como en las últimas semanas, de la superioridad táctica y física de sus jugadores, que desde el primer momento ahogaron la salida del balón de los 'villanos' con Mascherano asfixiando al internacional inglés Gareth Barry. Mientras tanto, los 'reds' creaban constante peligro por las bandas con la movilidad de Kuyt y Riera, los dos autores de los dos primeros goles. El tanto del mallorquín tuvo mucho sabor español, puesto que se produjo a raíz de un saque de puerta de Pepe Reina que conectó dentro del área con el espanyolista, que culminó de potente volea. El Liverpool destiló orden y velocidad en estas circunstancias favorables, mientras que los 'villanos' acumulaban artillería en punta con Heskey, Carew, Milner y Young en el campo. Fue entonces cuando el capitán 'red', Steven Gerrard, aprovechó para deleitar a su afición con tres tantos más, dos de penalti, en los que Torres tuvo mucho protagonismo al provocar en uno de ellos la expulsión del portero Friedel. EL HULL MERODEA EL DESCENSO Por su parte, el Hull City prosiguió con su increíble caída en la tabla -seis puntos en los últimos 13 encuentros- para saborear la derrota (1-0) en los últimos minutos ante el Wigan, que asciende al séptimo puesto de la tabla gracias un tanto de Ben Watson. Otro que gana enteros para disputar la séptima plaza es el Manchester City, que pese a no brillar, logró su sexto triunfo consecutivo (1-0) como local ante un Sunderland, que se conformó con el empate por la pronta expulsión de George McCartney. En el City destacaron los numerosos fallos de sus delanteros -hasta Robinho falló un penalti-, finalmente fue el lateral Richards quien cabeceó la sentencia de los 'gatos negros'.