El Milán apela a la épica para remontar una Liga que parece inalcanzable

  • Roma, 30 abr (EFE).- El Milán espera en la próxima jornada de la Liga italiana un tropiezo del líder, el Inter, ante un Lazio desmotivado para meter presión al equipo del portugués José Mourinho y apelar a la épica en una remontada que, hoy por hoy, parece casi imposible, incluso, para los propios "rossoneri".

El Milán apela a la épica para remontar una Liga que parece inalcanzable

El Milán apela a la épica para remontar una Liga que parece inalcanzable

Roma, 30 abr (EFE).- El Milán espera en la próxima jornada de la Liga italiana un tropiezo del líder, el Inter, ante un Lazio desmotivado para meter presión al equipo del portugués José Mourinho y apelar a la épica en una remontada que, hoy por hoy, parece casi imposible, incluso, para los propios "rossoneri".

En principio, ninguno de los dos primeros clasificados tiene un encuentro complicado, ya que el Inter tendrá enfrente a un Lazio que ya casi se ha despedido de sus aspiraciones europeas, después de perder en casa ante el Atalanta en la última jornada.

El Milán viajará a Sicilia para enfrentarse al Catania, que está tan lejos de las plazas europeas como de la amenaza del descenso, y que por tanto no se juega prácticamente nada.

Tanto el entrenador del equipo milanés, Carlo Ancelotti, como sus jugadores han manifestado en los últimos días que la remontada -siete puntos- es casi imposible.

Ancelotti ha repetido durante toda la semana que "las probabilidades de remontada son cero", y el centrocampista Massimo Ambrosini se mostró ayer de acuerdo con el técnico, diciendo que, como él, cree que es "verdaderamente difícil, si no imposible".

Sin embargo, Ambrosini lanzó también un desafío al entrenador del Inter, José Mourinho, refiriéndose a unas declaraciones de marzo, en las que el portugués dijo que tanto Ancelotti como el entrenador del Roma, Luciano Spalletti, iban a acabar la temporada sin títulos: "me gusta pensar que, dentro de unas semanas, Mourinho se puede arrepentir de haber hablado de cero títulos del Milán".

Otros compañeros suyos han expresado su confianza en un descalabro del Inter: para Kaká, nadie sabe "cómo acabará", por lo que el Milán tiene que seguir "creyendo y ganando puntos", mientras que Gianluca Zambrotta destacó tras el último partido que él mismo ya ha "vencido y perdido campeonatos que parecían cerrados a pocas jornadas del final".

El tercero en liza, el Juventus, tiene esta jornada el que es, a priori, el partido más fácil, ante el Lecce, el penúltimo clasificado, y buscará aprovechar cualquier paso en falso del Milán para recuperar la segunda posición que perdió hace dos semanas.

Además, el derbi genovés (Génova-Sampdoria) será otro de los partidos más destacados de la jornada, con un Sampdoria que se encuentra a mitad de tabla y no se juega nada, pero que podría alejar a su eterno rival de la cuarta plaza que se disputa con el Fiorentina.

Este último disputará contra el Torino un partido vital para ambos: para el Fiorentina porque podría perder comba con un Génova que se encuentra sólo a un punto, y para el "Toro" porque una derrota podría complicarle mucho las cosas en la zona baja.

Precisamente el Bolonia y el Reggina, ambos en puestos de descenso, protagonizarán uno de los duelos con más tensión del fin de semana, pendientes del resultado de Florencia.

El duelo insular entre Palermo y Cagliari, que se encuentran empatados a puntos en la clasificación, tendrá el interés de ver cuál de los dos equipos permanecerá vivo en la lucha por las plazas que dan acceso a la UEFA, y podría ser decisivo si el Roma, que les precede por tres puntos, tropieza con el Chievo Verona, al que recibe en el Olímpico.

Completarán la lista de partidos el Siena-Nápoles y el Udinese-Atalanta.

Sábado: Bolonia-Reggina; Inter-Lazio.

Domingo: Palermo-Cagliari; Catania-Milán; Udinese-Atalanta; Fiorentina-Torino; Siena-Nápoles; Juventus-Lecce; Roma-Chievo; Génova-Sampdoria.