El Racing perdió en Bilbao puntos y jugadores pero sigue con la permanencia a tiro

  • Santander, 27 abr (EFE).- Al Racing de Santander le ha salido cara la visita a Bilbao, no sólo por haber caído derrotado por su calamitosa primera parte, sino también por haber recibido una lluvia de tarjetas que le ocasionará varias bajas para la próxima jornada en la que, no obstante, seguirá teniendo la permanencia a tiro.

El Racing perdió en Bilbao puntos y jugadores pero sigue con la permanencia a tiro

El Racing perdió en Bilbao puntos y jugadores pero sigue con la permanencia a tiro

Santander, 27 abr (EFE).- Al Racing de Santander le ha salido cara la visita a Bilbao, no sólo por haber caído derrotado por su calamitosa primera parte, sino también por haber recibido una lluvia de tarjetas que le ocasionará varias bajas para la próxima jornada en la que, no obstante, seguirá teniendo la permanencia a tiro.

La jornada de entre semana en principio había servido para templar los ánimos de cara al derby entre el Athletic Club y el Racing de Santander, ya que ambos equipos habían ganado sus respectivos compromisos ante Numancia y Atlético de Madrid, alejándose así de los puestos de descenso.

Sin embargo, en San Mamés se acabó viviendo un partido que, más que por el fútbol desplegado, fue ganando en emoción e interés por el festival de tarjetas con el que se destapó el colegiado gallego González Vázquez.

Después del monólogo del Athletic de la primera parte, en la segunda apareció el Racing, pero sobre todo el protagonista fue el trencilla que, después de haber mostrado seis cartulinas hasta el descanso aún bajó más el listón de exigencia en el segundo periodo, hasta lograr el récord de la Liga española con 17 tarjetas amarillas y seis rojas (una de ellas al preparador físico del Racing, Fernando Gaspar).

El balance de lo conseguido por el Racing en San Mamés no ha podido ser más negativo, porque además de ver el central Garay la quinta tarjeta amarilla por la que deberá cumplir un partido de sanción, tampoco podrán jugar el próximo domingo frente al Almería los expulsados de ayer, Marcano, Pereira y Pinillos, quien no pudo disfrutar de haber marcado en este encuentro su primer gol en 166 partidos en Primera.

Queda la esperanza de que este último sí pueda jugar, ya que el Racing recurrirá la segunda amarilla que le fue mostrada al lateral en una acción en la que, según se aprecia en la imágenes de televisión, no hubo contacto.

En cualquier caso, el próximo domingo el técnico Juan Ramón López Muñiz tendrá que hacer encaje de bolillos para formar un once inicial, ya que a los lesionados Toño, Oriol, Valera y Luccin se sumarán los expulsados de Bilbao.

A expensas de que se recupere alguno de los que fueron baja en San Mamés, Muñiz ya ha adelantado la posibilidad de que tenga que echar mano de jugadores del filial.

Según las cuentas que venía haciendo el entrenador, el Racing sólo necesitaría una victoria para confirmar la permanencia, por lo que, en principio, el próximo domingo se podría resolver la temporada en casa ante el Almería.

Sin embargo, a Muñiz ya no le salen las cuentas o al menos se niega a hacerlas. Tras la derrota de ayer, el técnico asturiano declaró que "nadie ha bajado con 43 puntos", pero también subrayó que viendo la remontada del Espanyol en esta Liga no se pueden hacer cálculos.

Ante el cuadro andaluz el Racing no podrá contar con el portero Toño, suplido sin demasiada fortuna por el suizo Fabio Coltorti, pero al menos estará el jugador que está siendo más rentable para el conjunto cántabro, el serbio Nicola Zigic, que desde la llegada en el mercado de invierno ha mejorado sus registros de su primera etapa en Santander.