El subdelegado del Gobierno en Valladolid apela al sentido común de las aficiones de Valladolid y Sporting

VALLADOLID, 21 (EUROPA PRESS)

El subdelegado del Gobierno en Valladolid, Cecilio Vadillo, apeló hoy a la responsabilidad y al sentido común de los aficionados del Real Valladolid y del Sporting de Gijón, equipos que se enfrentarán este sábado en el estadio José Zorrilla donde se juegan su permanencia en Primera División.

Además anunció un "dispositivo muy importante" para evitar los problemas de seguridad ciudadana que puedan surgir al venir muchos aficionados 'sportinguistas' sin entrada en protesta por el alto precio puesto por el club blanquivioleta.

Tras advertir de que un "espectáculo magnífico" no se puede convertir en un problema de seguridad ciudadana, Vadillo reconoció su "preocupación" por lo que pueda ocurrir el próximo sábado con miles de aficionados asturianos protestando en las inmediaciones del estadio pucelano, situación para la que se ha previsto ya un "importante dispositivo de seguridad" tanto en la ciudad, como en el entorno del campo de fútbol y también dentro "para asegurar la seguridad de los aficionados de ambos equipos que quieran disfrutar de un partido que tiene toda la tensión".

"A mí la verdad es que me da bastante pena que el problema y el tema sea ese pero, por supuesto, como yo tengo la responsabilidad y soy el responsable de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aquí en la provincia de Valladolid pues lo tendremos que tener en cuenta", manifestó Vadillo, quien informó de que ya ha mantenido conversaciones con el presidente del Real Valladolid, Carlos Suárez, y con el alcalde de la capital vallisoletana, Francisco Javier León de la Riva, para analizar este asunto.

Asimismo, responsables de la Policía Nacional se reunirán en las próximas horas con integrantes de la Policía Local de Valladolid para analizar todos los pormenores del dispositivo de seguridad para el próximo sábado. "Estamos haciendo ya reuniones de trabajo poniéndonos en la hipótesis más grave en la que pudiéramos pensar que vinieran 100 ó 150 autobuses con personas que realmente no tienen entradas para entrar al campo", precisó el subdelegado.

Preguntado por la posibilidad de que no se permita llegar a la ciudad a algunos autobuses de personas que vengan sin entrada, Cecilio Vadillo abogó por valorar esa posibilidad en las próximas horas para compaginar en todo momento los derechos de todos los ciudadanos. "Desde luego, nosotros todas las situaciones y todas las hipótesis las vamos a estudiar y, en función de eso, vamos a actuar", sentenció.

Dicho esto y en declaraciones recogidas hoy por Europa Press, el subdelegado del Gobierno insistió en su llamamiento a la responsabilidad y al sentido común de todos para que "se reconsideren algunas posturas" con el objetivo último de evitar enfrentamientos "que no conducen absolutamente a nada".