El Valencia vuelve al escenario de su último título para un partido de 7 puntos

  • Valencia, 12 may (EFE).- El Valencia ha iniciado la preparación de su visita al Atlético de Madrid, un encuentro que le permitirá regresar al escenario de su último título, pero en el que hay siete puntos en juego en la lucha por el único puesto que parece quedar libre para participar en la próxima edición de la Liga de Campeones.

El Valencia vuelve al escenario de su último título para un partido de 7 puntos

El Valencia vuelve al escenario de su último título para un partido de 7 puntos

Valencia, 12 may (EFE).- El Valencia ha iniciado la preparación de su visita al Atlético de Madrid, un encuentro que le permitirá regresar al escenario de su último título, pero en el que hay siete puntos en juego en la lucha por el único puesto que parece quedar libre para participar en la próxima edición de la Liga de Campeones.

El estadio Vicente Calderón, donde se jugará el Atlético de Madrid-Valencia el domingo a partir de las nueve de la noche, acogió el 16 de abril de 2008 la final de la Copa del Rey que el club de Mestalla obtuvo al imponerse al Getafe por 3-1.

Desde entonces, el equipo valenciano no ha tenido la oportunidad de volver a visitar aquel campo, en el que ahora, a tres jornadas del final de la Liga, se enfrentará al Atlético de Madrid con un punto de ventaja y un 3-1 a su favor tras el partido de la primera vuelta.

Estos dos equipos, con 59 puntos en el caso del Valencia y 58 para el Atlético, son los dos principales aspirantes a falta de tres partidos para el final del campeonato para acceder a la cuarta posición, ya que la tercera es difícil de alcanzar, pues el Sevilla ya cuenta con 63 puntos.

Sin embargo, ni el Deportivo ni el Villarreal, sexto y séptimo con 56 puntos, han perdido las opciones a las que matemáticamente incluso puede optar de forma remota el Málaga, que tiene 54.

El Atlético de Madrid-Valencia se convierte en la práctica en un encuentro de siete puntos porque la ventaja valencianista puede aumentar a cuatro si el equipo es capaz de ganar en terreno madrileño, pero también puede convertirse en una desventaja de dos puntos si son los locales los que consiguen la victoria.

Un empate dejará la situación como hasta ahora, en un partido en el que también se definirá el valor de la diferencia de goles entre ambos conjuntos y que favorece momentáneamente al Valencia.

Si el Valencia gana o empata, este factor se pondrá a su favor. Si pierde, también lo estará siempre que la derrota sea tan sólo por un gol de diferencia. Si es por dos goles de ventaja para el equipo del Calderón, el beneficiado será el equipo madrileño pues se contabilizará la diferencia general de goles.

En este momento es de quince tantos a favor del Valencia y de dieciséis para el Atlético, que la aumentaría a dieciocho con su triunfo por dos goles. La victoria por tres o más tantos pone la balanza de la diferencia de goles a favor del equipo de Abel Resino.

El Valencia llega al final de temporada inmerso en una dinámica positiva de juego y resultados, pero consciente de que en el partido de Madrid se juega buena parte de su futuro casi a una sola carta.

Si pierde, el equipo valenciano se mantendrá en la lucha aunque habrá perdido su ventaja y si gana, habrá dado un paso importante porque puede bastarle un triunfo más para lograr su objetivo.

Una derrota en los últimos nueve partidos, en los que el Valencia ha sumado veinte puntos, es otro de los argumentos del conjunto que entrena Unai Emery para presentarse en Madrid con aspiraciones.

El Valencia tiene un balance como forastero de tres triunfos en los últimos cuatro desplazamientos, aunque cayó en el último por 3-0 en el campo del Espanyol.

Además, la plantilla del Valencia es consciente de que enfrente tendrá a un equipo "extremo", capaz de lo mejor y de lo peor, pero que en los tres últimos partidos ha conseguido sumar los nueve puntos en liza.

El objetivo, por tanto, del club de Mestalla es regresar a casa tan satisfecho como lo hizo en su anterior visita, cuando alcanzó el título de Copa del Rey.