El Valladolid, en caída libre, supera su peor registro histórico sin marcar

  • Valladolid, 3 may (EFE).- El Real Valladolid ha superado hoy, al perder en Riazor (1-0), su registro negativo de partidos sin marcar que databa de la temporada 93-94 y que estaba cifrado en 607 minutos. Es sólo un apunte que revela la cuesta abajo preocupante en la que se halla inmerso el equipo de Zorrilla desde hace mes y medio.

El Valladolid, en caída libre, supera su peor registro histórico sin marcar

El Valladolid, en caída libre, supera su peor registro histórico sin marcar

Valladolid, 3 may (EFE).- El Real Valladolid ha superado hoy, al perder en Riazor (1-0), su registro negativo de partidos sin marcar que databa de la temporada 93-94 y que estaba cifrado en 607 minutos. Es sólo un apunte que revela la cuesta abajo preocupante en la que se halla inmerso el equipo de Zorrilla desde hace mes y medio.

Los de Mendilibar completaban hasta hoy una secuencia de seis partidos sin conocer la victoria y cinco sin marcar un gol, pero esta tarde han alcanzado la cifra de 610 minutos sin poder celebrar un tanto, lo que supone un registro negativo histórico desde aquella temporada en la que empezó entrenando al equipo Felipe Mesones.

El tanto que anotó el delantero sueco Henok Goitom en el Sánchez Pizjuán el pasado 21 de marzo llegó en medio de una racha muy positiva, nada hacía presagiar esta "depresión", pero el Real Valladolid no ha marcado desde entonces y ha entrado en una crisis manifiesta e incuestionable.

Se da también la circunstancia de que el equipo blanquivioleta inició su particular cuesta abajo con la lesión del extremo zurdo Jonathan Sesma, quien podría regresar la próxima semana en el enfrentamiento de rivalidad regional ante el Numancia.

Mendilibar ha probado en esa demarcación a Haris Medunjanin, Pedro Léon, Marcos Aguirre, Oscar Sánchez y Damián Escudero, pero ninguno ha hecho olvidar al jugador canario.

Además, la baja forma de todos los goleadores que ha tenido el equipo durante la temporada, incluidos los centrocampistas Pedro León Sánchez y Fabián Canobbio, han propiciado que el bloque vallisoletano se atasque en el aspecto ofensivo hasta el punto de que no sabe ganar desde hace mes y medio.

El Real Valladolid, actualmente con 41 puntos, está a un paso de "sellar" su permanencia un año más en Primera División que era la meta o el propósito con el que había partido en julio, cuando inició su pretemporada. Sin embargo, falta asegurar ese objetivo.

Las últimas jornadas "evocan" la temporada 2003/2004 cuando un Real Valladolid dirigido por Fernando Vázquez bajó con los mismos puntos que ahora tras una racha similar, si bien atesoraba peores números antes de iniciar su "recesión".

El actual entrenador, José Luis Mendilibar, aseguró esta semana que el equipo no ha ofrecido últimamente "el mismo nivel" que en el resto de la Liga, pero precisó que no es un problema de "actitud" de los jugadores.

El técnico vasco subrayó ante los periodistas que no se trata de un problema de que los jugadores no quieran. "No sé si es una pájara, aunque es cierto que nos está costando más. Quizá defendamos mejor pero nos cuesta crear ocasiones de gol y no presionamos como antes", subrayó.

En efecto, el equipo ya no sale a presionar y a "morder", como hacía antes, y da la sensación de que no quiere la pelota. Sin las señas que le identifican, el Valladolid roza la vulgaridad y sus números de los dos últimos meses son de descenso. Su conducta empieza a "navegar" por el límite de lo arriesgado.