Equipos mexicanos oficiarán de local en el Campín de Bogotá en la Libertadores

  • Asunción, 30 abr (EFE).- El San Luis de Potosí y el Chivas de Guadalajara jugarán como locales en el estadio "El Campín" de Bogotá en los octavos de final de Copa Libertadores, debido al brote de gripe porcina a la gripe porcina desatada en México, anunció hoy la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).

Asunción, 30 abr (EFE).- El San Luis de Potosí y el Chivas de Guadalajara jugarán como locales en el estadio "El Campín" de Bogotá en los octavos de final de Copa Libertadores, debido al brote de gripe porcina a la gripe porcina desatada en México, anunció hoy la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF).

El portavoz de la CSF, Néstor Benítez, explicó a Efe que ambos equipos se enfrentarán a sus respectivos rivales, aún no definidos, el 6 de mayo próximo en "jornada doble", cuyo orden será definido más adelante.

Benítez señaló que se ha optado por un país neutral, en este caso Colombia, ante el brote de gripe porcina que se registra en México ese país y después de recabar de forma urgente la postura de las diez asociaciones nacionales ante el avance de la enfermedad.

Antes, la Confederación pidió al presidente de la Federación Mexicana, Justino Compean, detalles de las medidas que podrían ofrecer "a fin de salvaguardar la salud de los atletas y miembros de las delegaciones".

El San Luis se clasificó para los octavos de final el pasado martes tras derrotar a domicilio al Libertad paraguayo (0-2), mientras que las Chivas selló su pasaporte anoche al empatar, también de visitante, con el Everton chileno.

Los emparejamientos de octavos de final serán definidos hoy con la disputa de los últimos encuentros de fase de grupos.

La disputa en un país neutral estaba entre las opciones ofrecidas ayer a la Conmebol por la Federación Mexicana, que como primera posibilidad propuso que se dispute en ese país y como segunda a puerta cerrada para minimizar el riesgo de contagio.

Los equipos mexicanos participan en la Copa Libertadores desde 1998 y desde entonces su mejor actuación fue la final que el Cruz Azul perdió en una tanda de penaltis en 2001 con el Boca Juniors.