España mide su racha victoriosa a la patriota Turquía en el Bernabéu

  • Madrid, 28 mar (EFE).- España regresa al estadio Santiago Bernabéu para disputar el partido más complicado de su exitoso caminar al Mundial 2010, ante la patriota y combativa Turquía, en la vuelta a casa de Vicente Del Bosque, comandando una selección que no pierde desde el 15 de noviembre de 2006.

España mide su racha victoriosa a la patriota Turquía en el Bernabéu

España mide su racha victoriosa a la patriota Turquía en el Bernabéu

Madrid, 28 mar (EFE).- España regresa al estadio Santiago Bernabéu para disputar el partido más complicado de su exitoso caminar al Mundial 2010, ante la patriota y combativa Turquía, en la vuelta a casa de Vicente Del Bosque, comandando una selección que no pierde desde el 15 de noviembre de 2006.

Se marchó Luis Aragonés dejando a la 'roja' en el estado más glorioso de su historia y Del Bosque no ha hecho más que ampliar el dulce momento. Cuenta por triunfos sus partidos y afronta el doble enfrentamiento ante el rival más respetado del Grupo 5, Turquía, con la posibilidad de poner el sello en el pasaporte al Mundial 2010.

Convertida la selección en un paraíso futbolístico que nadie se quiere perder, los jugadores hacen todo lo posible por participar del fútbol de toque vistoso que tiene enamorado al país. A tres días de la cita ya no había entradas para el Bernabéu. La fiesta debe continuar.

Y no quieren perdérsela jugadores que llegaban 'tocados' pero que nadie dudaba que darían todo por estar entre los elegidos. Figuras claves como Xavi Hernández en la creación o David Villa en la definición. Virtuosos como David Silva. Las molestias físicas son menores cuando el jugador acude a la selección.

Más graves son los problemas de Carlos Puyol y Andrés Iniesta. Dos bajas importantes para Del Bosque ante Turquía. Probó en el último partido, amistoso ante Inglaterra, con Gerard Piqué y el resultado fue positivo. Se perfila titular el joven central del Barcelona, mientras que Santi Cazorla asume el reto de hacer olvidar por unas horas la magia de Iniesta.

La idea de Del Bosque es jugar con dos puntas. La evolución de David Villa, con una lesión de rodilla, le permite ser titular con Fernando Torres y aspirar a ampliar su récord de partidos consecutivos marcando. Hizo historia ante Inglaterra, en su sexto encuentro consecutivo y no quiere parar con un solo objetivo: igualar los 44 goles de Raúl González, el máximo artillero de la roja.

Será el día más especial de Del Bosque como seleccionador. Aunque no lo transmita, el regreso a casa, al estadio del club de su corazón en el que vivió gran parte de su carrera como futbolista y tocó la gloria como técnico, será un momento imborrable. Su salida en el final de temporada del 2003, cuando Florentino Pérez buscó otra imagen de técnico, fue el fin a unos años repletos de éxito.

Vuelve dirigiendo a la primera selección del ránking FIFA, para medirse a la undécima, Turquía, cuyo seleccionador, Fatih Terim, utilizará una táctica dinámica sobre el campo basándose en la rapidez de sus laterales y con el objetivo de frenar la imaginación del centro del campo español.

Turquía presume de salir en el Bernabéu con un ofensivo 4-3-3, con un tridente formado por Nihat en punta, Arda en la banda izquierda y Tuncay en la derecha. Los dos últimos asumiendo labores defensivas para engrosar el centro del campo con un 4-5-1 cuando sea España quien controle el cuero, que en los últimos encuentros suele ser en gran parte del partido.

España y Turquía son dos equipos unidos, pero por diferentes razones. Al conjunto de Vicente del Bosque le une el juego de equipo. Al combinado turco le une, en cambio, una fe casi religiosa en la magia del fútbol, en el afán de superación, en especial en partidos decisivos y ante los resultados más adversos, como ya se vio en la pasada Eurocopa. Todo ello aderezado por las arengas de Fatih Terim, un reconocido ultranacionalista.

Es tan importante y reconfortante la figura de Terim para sus jugadores que hay algunos futbolistas turcos que no quieren regresar a sus equipos. Los malos resultados de Fenerbahçe y Galatasaray esta temporada han provocado que los jugadores sean víctimas de una inmensa presión por parte de la prensa y los seguidores turcos, por lo que, según Terim, están utilizando la concentración en España como "centro de rehabilitación".

"Viven unos traumas increíbles y nosotros les estamos curando", dijo el 'Imparator'. El seleccionador turco piensa que el punto débil de España es su defensa, precisamente la línea en la que también sufre más problemas Turquía.

De hecho, la baja por lesión del gigantón Servet Çetin, un zaguero a prueba de golpes que ejerce como 'el Puyol turco', debería facilitar las cosas a los de Del Bosque, pero también es cierto que los cuatro defensas que alineará Terim han trabajado largo tiempo juntos y han mejorado sensiblemente su coordinación.

El Bernabéu vivirá un ambiente festivo, lleno, con sus gradas teñidas de rojo y gualda, con el deseo de ver como España, primera del Grupo 5 con 12 puntos, aumenta distancia con sus perseguidores y da el primer paso al Mundial, de los dos que afronta en una semana clave ante Turquía.

Alineaciones probables:

España: Iker Casillas; Sergio Ramos, Albiol, Piqué, Capdevila; Senna, Xavi, Cazorla, Silva; Villa y Fernando Torres.

Tutquía: Volkan Demirel; Gökhan Gönul, Emre Asik, Ibrahim Kas, Hakan Balta; Ayhan, Mehmet Aurelio, Emre Belözoglu; Arda, Tuncay y Nihat.

Árbitro: Massimo Busacca (SUI).

Estadio: Santiago Bernabéu.