España quiere comenzar a reservar su billete para Sudáfrica en el primer duelo ante Turquía

España quiere comenzar a reservar su billete para Sudáfrica en el primer duelo ante Turquía

España quiere comenzar a reservar su billete para Sudáfrica en el primer duelo ante Turquía

MADRID, 27 (EUROPA PRESS) La selección española afronta mañana (22.00 horas/La1) en el estadio Santiago Bernabéu el primero de los dos duelos ante Turquía, un doble enfrentamiento entre la primera y la segunda del grupo en el que España podría dejar prácticamente encarrilada su clasificación para el Mundial de Sudáfrica de 2010. Cuatro puntos separan a la campeona de Europa de una de las cuatro semifinalistas de la última Eurocopa, por lo que la primera plaza del grupo 5 pasa por lo que ocurra mañana en Madrid y el próximo miércoles en Estambul, cuando el combinado nacional visite un 'infierno' turco del que nunca ha salido victorioso. Tras los sufrimientos del pasado, --España tuvo que disputar la repesca ante Noruega para estar presente en la Eurocopa de 2004, siguiendo el mismo camino, ante Eslovaquia, en el Mundial 2006-- lo cierto es que ahora la 'roja' está en una situación ideal para obtener de manera anticipada el billete hacia Sudáfrica y poderse, así, centrar de lleno en el reto de la Copa Confederaciones del próximo mes de junio. Además, la selección busca también ampliar un poco más su triunfal racha. 29 encuentros consecutivos sin perder (26 victorias y 3 empates) y siete triunfos en los siete partidos de 'la era Del Bosque', con sólo un gol en contra y 18 a favor, son los inmaculados números de un equipo que parece que no tocó techo en la cita de Austria y Suiza. Ahora, en el primer compromiso ante Turquía, España podría alcanzar la redonda cifra de 30 partidos invicto y es que hay que remontarse hasta el 15 de noviembre de 2006, cuando un gol de Marica en Cádiz daba la victoria (0-1) a Rumanía en un amistoso, para encontrar la última vez que el combinado nacional caía derrotado. Desde entonces, muchos triunfos, un bloque sólido y compacto en el que de una convocatoria a otra solo varían ligeros retoques y, por encima de todo, un estilo de juego definido, con una propuesta por el fútbol de toque, que se ha convertido ya en marca de la casa. DEL BOSQUE VUELVE A SENTARSE EN EL BANQUILLO DEL BERNABÉU. Pero si para alguien será especial este partido es para Vicente Del Bosque. El seleccionador español volverá, casi seis años después, al banquillo del Santiago Bernabéu, la que fue su casa durante cuatro exitosas campañas (dos Ligas y dos 'Champions') al frente del Real Madrid. En junio de 2003, y con el título de Liga todavía recién metido en el bolsillo, el ex presidente blanco, Florentino Pérez, decidía prescindir del técnico salmantino, al que le abordarán mañana los recuerdos de sus muchos encuentros en el coliseo madridista, primero como jugador y después como entrenador. Para su vuelta al Bernabéu, ahora como seleccionador, ante las bajas de tres importes piezas en el equipo, como son Cesc Fábregas y los barcelonistas Carles Puyol y Andrés Iniesta, y con varios jugadores 'tocados' (Villa, Silva y Xavi), Del Bosque alberga alguna duda en el once que dispondrá mañana en el primero de esos dos compromisos ante Turquía. No obstante, y a tenor de lo ensayado en los últimos días, la pareja Albiol-Piqué gana enteros para formar el eje de una zaga en la que Sergio Ramos y Capdevila tienen su presencia asegurada en los laterales. En el centro del campo, parece que el preparador charro se decantará por Senna y Xabi Alonso como pivotes, con Xavi y Silva o Cazorla algo más abiertos, para dejar todo el poder goleador en la fiable dupla Torres-Villa. NIHAT, PUNTA DE LANZA DE UNA SELECCIÓN QUE LLEGA CON SENSIBLES BAJAS. Por su parte, Turquía, que no se enfrenta contra España desde un amistoso (0-0) en 1973 y que cuenta con un balance de una victoria, cuatro empates y tres derrotas con la 'roja', llega a estos dos choques con importantes problemas en su equipo por culpa de las lesiones. Jugadores clave como Mehmet Topal, Servet Çetin, Hamit Altintop y Gokhan Zan, titulares habituales para Fatih Terim, no serán de la partida. Ante esta situación, el técnico turco intentará suplir estas bajas con un juego más directo, contrarrestando, además, el fútbol de toque de España con una fuerte presión en la medular, donde radica el poder otomano. Por ello, en el medio campo, Terim acumulará previsiblemente hasta cinco hombres: Sabrin y Arda, en los flancos, el bético Memeth Aurelio y el veterano Emre, como pivotes, dejando el poder ofensivo a Tuncay, un todoterreno que llega bien a la portería contraria. Los principales problemas de Turquía estarán en el corazón de la defensa, donde ante las bajas de Servet y Zan, los centrales titulares, la responsabilidad de frenar las acometidas españolas recaerá en Asik y en el jugador del Getafe Ibrahim Kas, que, no obstante, podría ser sustituido por el joven Gundor, con Gonul y Balta en los laterales. Lo que parece claro es que en la punta de ataque del cuadro otomano, un equipo que fía su juego al empuje y la fuerza de sus hombres, estará el delantero del Villarreal Nihat Kahveci, aunque Semih Senturk, otro de los discípulos de Luis Aragonés en el Fenerbahce, también cuenta con opciones.