Estadios desolados y silenciosos deja la jornada de fútbol afectada por la gripe porcina

  • México, 26 abr (EFE).- El bullicio de los hinchas del fútbol fue silenciado y desterrado de los estadios hoy en México por las medidas de las autoridades sanitarias contra el avance de la gripe porcina que ha provocado, al menos, 86 muertes, según cálculos oficiales.

Estadios desolados y silenciosos deja la jornada de fútbol afectada por la gripe porcina

Estadios desolados y silenciosos deja la jornada de fútbol afectada por la gripe porcina

México, 26 abr (EFE).- El bullicio de los hinchas del fútbol fue silenciado y desterrado de los estadios hoy en México por las medidas de las autoridades sanitarias contra el avance de la gripe porcina que ha provocado, al menos, 86 muertes, según cálculos oficiales.

Los partidos de Liga Pumas-Guadalajara, América-Tecos y Pachuca-Cruz Azul carecieron de público en los graderíos y afuera, en los alrededores de los estadios, apenas unos cuantos fanáticos hicieron vigilia, pegados a la radio, a la espera de un buen resultado.

La final del golf de la LPGA en Morelia y el torneo en Tijuana que clasificará cuatro países para el Mundial Sub'17 destacaron también en el fin de semana deportivo en México, el primero afectado por la amenaza de la gripe porcina, que tuvo su brote inicial en el sur de la frontera del país y obligó hoy al gobierno de Estados Unidos a declarar estado de emergencia de salud pública debido a los veinte casos documentaos en cinco estados.

Al choque entre los Pumas y las Chivas, uno de los más esperados de la decimoquinta jornada del torneo Clausura, sólo dos aficionados del equipo felino destacaron por sus atuendos en las afueras del coliseo que, igual desierto, fue vigilado por decenas de policías.

"Mi sentimiento por los Pumas es intenso y así haya una peste negra, yo estaré aquí porque no debemos dejar solos a los compatriotas que sudan la camiseta con amor", dijo a Efe Jorge Alcalá, un estudiante de preuniversitario, sentado fuera del estadio Olímpico Universitario.

Jesús Soria, el otro hincha que fue a apoyar a los universitarios desde lejos, dijo estar "orgulloso de ser 'puma' desde la cuna" y confió en que su buena vibra influya a favor del buen rendimiento del equipo.

"Por lo menos quería estar aquí fuera. Estoy bien por estar en el estadio, pero decepcionado por no poder entrar", aseguró.