Fútbol.- Perea: "No puede haber ahora tranquilidad alguna, porque nos vienen rivales que nos exigirán mucho"

MAJADAHONDA (MADRID), 19 (EUROPA PRESS) El defensa colombiano Luis Amaranto Perea dejó claro que en el vestuario del Atlético de Madrid no habrá "ninguna tranquilidad", a pesar de sumar siete puntos ante los cuatro grandes, de cara a los próximos compromisos ligueros, donde deberá medirse a "rivales que van a exigir mucho al equipo". "Por supuesto, que da más confianza y estamos mejor, porque salimos bien y con puntos importantes de esos cuatro partidos, pero tranquilidad ninguna porque ahora nos vienen rivales que nos van a exigir mucho", comentó el zaguero rojiblanco en rueda de prensa. En este sentido, el cafetero matizó que prefiere "jugar con oponentes que se esté jugando cosas todavía". "Tienen cierto nerviosismo y les puede pesar esa presión, los que no se juegan nada salen más relajados y a disfrutar, aunque también nos jugamos mucho nosotros, así que hay que centrarnos en lo nuestro", destacó. "Hemos mejorado, pero no lo suficiente, ahora llega lo más complicado en el tramo final, hemos vuelto a coger un ritmo importante y esperemos tratar de ganar de nuevo un buen número de partidos", deseó. Pese a ser el tercer equipo más goleador del campeonato, el Atlético también es uno de los que más tantos recibe, algo que no ve "raro" el central sudamericano. "No es extraño que un equipo que ataque tanto reciba tantos goles, es lógico, porque jugamos muy adelantados para salir al contragolpe, lo más importante es ganar y, a partir de ahí, tanto defensas como delanteros debemos hacer nuestros trabajo", afirmó. Sobre su demarcación en el campo, de nuevo incrustado en el lateral derecho, Perea no ocultó que prefiere jugar en el centro de la zaga. "Manda el entrenador, pero siempre he dicho que en el centro es dónde me siento más cómodo, pero el entrenador es el que decide y yo me pongo a su servicio cada partido donde lo considere más oportuno", aclaró. También tuvo palabras por el drama que vive su compañero Simao con su sobrino desaparecido en el mar. Perea ve "bastante bien a su compañero para todo lo que está pasando". "Ojalá por él podemos ganar y volver a casa con un triunfo que también reconforte a nuestro afición", confesó. "Se le nota que está sufriendo, ya que es un tema familiar y puede ser muy duro. El que no sabe lo que ha sucedido, no ha notado ningún cambio en él, pero los que convivimos con el día a día sabemos que no lo está pasando bien y que todo lo lleva por dentro", lamentó.