Guardiola no quiere cargar de presión a sus jugadores con vistas a la final de Copa

  • Sant Joan Despí (Barcelona), 12 may (EFE).- El entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, no quiere cargar de presión a sus jugadores con vistas a la final de Copa que mañana disputarán al Athletic de Bilbao, y señaló: "La tensión, mañana a partir de las 21.30, cuando empiece el calentamiento. Ahora, que se relajen".

Sant Joan Despí (Barcelona), 12 may (EFE).- El entrenador del Barcelona, Josep Guardiola, no quiere cargar de presión a sus jugadores con vistas a la final de Copa que mañana disputarán al Athletic de Bilbao, y señaló: "La tensión, mañana a partir de las 21.30, cuando empiece el calentamiento. Ahora, que se relajen".

Guardiola cree que el equipo arrastra "una enorme carga, no sólo física, sino también emocional", tras enfrentarse consecutivamente a Sevilla, Valencia, Real Madrid, Chelsea y Villarreal, y considera necesario liberar psicológicamente a sus jugadores de la presión de afrontar una final.

Por eso, el equipo se entrenó esta mañana en la Ciudad Deportiva Joan Gamper y no volverá a verse las caras hasta mañana por la mañana, cuando coja una avión rumbo a Valencia.

"Prefiero que vayan con esa tranquilidad, que coman bien, que descansen en casa con su gente y con sus queridas señoras, y mañana, a partir del calentamiento, a concentrarnos para esta final con la máxima intensidad", aclaró Guardiola.

La forma en que el Barcelona está preparando la final de Copa contrasta con la del Athletic de Bilbao.

"Ellos han vivido tres meses para este partido; nosotros no hemos podido. Ayer tenían 18.000 personas en el entrenamiento; hoy nosotros sólo teníamos a una (la sesión era a puerta cerrada), pero es lo que hay", señaló.

Pero eso no quiere decir que el conjunto azulgrana no quiera ganar el trofeo. "Si ellos hace 25 años que no la ganan, nosotros hace once, que son muchos también. Sé lo que desean esta Copa en Bilbao, pero nosotros también tenemos derecho a pensar que nos la merecemos", apostilló.

Sin los lesionados Iniesta, Henry, Márquez, Jorquera, Milito y sin el sancionado Abidal, Guardiola no tiene mucho donde escoger, pero el técnico catalán no quiere que las bajas puedan servir de excusa: "jugaremos sin ellos, y jugaremos bien".

El técnico del Barcelona "casi" tiene perfilado el once que jugará en Mestalla, aunque no quiso desvelar si el meta José Manuel Pinto y el delantero Bojan Krkic, que está "perfectamente preparado para disputar una final", tendrán continuidad en la competición del KO.

Guardiola intuye "una final sufrida, intensa, igualada", pero no tiene miedo de la dureza con la que posiblemente se emplee el Athletic durante todo el partido, porque "para eso hay un señor que se llama Medina Cantalejo, que tiene mucha experiencia y es muy buen árbitro, y que tendrá que hacer su trabajo".

Ni siquiera ha preparado a su equipo para una hipotética tanda de penaltis, pues cree que ensayarlos sirve de poco. "Los penaltis son para el que tiene geta, la valentía de decidir 'lo tiro y lo meto'. Además, no es lo mismo ensayarlos aquí, en un entrenamiento, que tener que meterlo delante de toda la gente y con toda la presión", se justificó.

"Controlar el juego directo a Llorente, los segundos balones y las jugadas de estrategia" serán, según Guardiola, claves para llevarse el encuentro ante un rival, que no es únicamente fuerza y garra.

"Ese estilo es sólo su punto de partida, pero es un equipo que tiene muy buenos jugadores y que, no olvidemos, para llegar a la final, le hizo un 3-0 al tercero de la Liga (el Sevilla)", sentenció el entrenador del Barça.