Guardiola quiere una plantilla más amplia para "aguantar unos años más"

  • Barcelona, 29 may (EFE).- Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, aseguró hoy que prefiere contar con una plantilla "un poco más larga" a partir de la próxima temporada para intentar consolidar su proyecto deportivo "durante unos años más".

Barcelona, 29 may (EFE).- Pep Guardiola, entrenador del Barcelona, aseguró hoy que prefiere contar con una plantilla "un poco más larga" a partir de la próxima temporada para intentar consolidar su proyecto deportivo "durante unos años más".

"El calendario del año que viene será muy apretado", advirtió el técnico, "casi no habrá tiempo ni para entrenar y el año se acorta por el Mundial, habrá casi 70 partidos y creo que sería conveniente una plantilla un poco más larga". También avisó de que "siempre es necesario incorporar a gente nueva".

Guardiola no se atrevió a aventurar el recorrido real de su equipo, pero pronosticó que "teniendo en cuenta que es un equipo joven y mentalmente muy estable, puede aguantar unos años más".

El técnico barcelonista se mostró preparado para gestionar el futuro inmediato de su equipo. "Cuando se gana mucho el primer año, no se compite igual. El segundo año siempre es más difícil, a ver si tenemos suerte y perdemos algunos partidos al principio para ponernos a tono", bromeó Guardiola para evitar "ataques de importancia" después del 'triplete'.

Reticente a la hora de hablar sobre la planificación de su próxima plantilla, Guardiola no desveló qué posiciones quiere reforzar ni qué ocurrirá con el camerunés Samuel Eto'o.

"Es un jugador muy importante y estoy encantado con él, pero no comentaré públicamente los temas de mercado. Ya lo hablaremos con calma. Lo hablaremos dentro y lo pondremos sobre la mesa cuando corresponda", se limitó a comentar.

Sobre su futuro personal, Guardiola, con contrato hasta junio de 2010, aparcó el debate, aunque dejó claro que no le gustan los vínculos largos. "El año que viene estaré aquí. Y luego, si el club está contento y yo también, seguiremos, y si no, no. No hay que hipotecarse con contratos largos", dijo.

Después de tres títulos en su primer año al frente del equipo, Guardiola destacó la importancia de "digerir el éxito" y mantuvo su línea habitual de modestia.

"No sé si somos el mejor equipo del mundo. Somos el equipo que ha hecho mejor año pero no sé si somos el mejor equipo del mundo. Y también tengo claro que yo no soy el mejor entrenador del mundo", añadió, porque "haciendo lo mismo, las cosas podían no haber salido así".

En su repaso a la temporada, que calificó "de diez", aunque "con cosas que tenemos que mejorar", Guardiola echó la vista atrás y recordó que al asumir el mando del equipo ni se imaginó la posibilidad de lograr los tres títulos en juego.

"Aunque fuese por una cuestión de probabilidades, en más de cien años de historia del Barça nadie lo había hecho, y tampoco en el fútbol español. Así que pensé que yo tampoco lo haría. Ha sido una sorpresa para todos, pero la gente ha trabajado de manera fantástica", ha admitido.