Güiza: "Del Bosque es un pedacito de pan"

  • Estambul, 31 mar (EFE).- Dani Güiza recupera la sonrisa gracias a la confianza de Vicente Del Bosque. Polémicas extradeportivas de una vida desordenada le situaron en el ojo del huracán, pero cuando se apostaba por su salida de la 'roja' recibió la mano del técnico, "un pedacito de pan" que maneja como pocos a sus jugadores.

Güiza: "Del Bosque es un pedacito de pan"

Güiza: "Del Bosque es un pedacito de pan"

Estambul, 31 mar (EFE).- Dani Güiza recupera la sonrisa gracias a la confianza de Vicente Del Bosque. Polémicas extradeportivas de una vida desordenada le situaron en el ojo del huracán, pero cuando se apostaba por su salida de la 'roja' recibió la mano del técnico, "un pedacito de pan" que maneja como pocos a sus jugadores.

Atraviesa uno de los peores momentos de su vida y se nota en las distancias cortas. Le cuesta sonreír y hasta soltar alguna de sus habituales bromas en una entrevista con Efe. No se fía de la prensa porque se siente traicionado. Y pide que le juzguen como jugador antes que como persona. "Para eso he nacido, para jugar al fútbol".

Pregunta: ¿Cómo se encuentra después de todo lo que sucedió y todo lo que se ha hablado tras la última concentración en Sevilla?

Respuesta: Me encuentro bien, muy a gusto de venir con la selección. Teniendo los compañeros y el cuerpo técnico que tengo es un orgullo. Me hacen sentir como en casa. Me quieren como un hermano.

P: ¿Necesitaba en este momento, más que nunca, ese cariño familiar?

R: La verdad es que sí lo necesitaba. Valoro mucho el cariño que me dan mis compañeros y la decisión que tomó Del Bosque. Era difícil convocarme, porque tenía a toda la prensa en contra.

P: ¿De verdad se siente así?

R: Sí, porque todo el mundo está hablando siempre de que Dani Güiza no tiene que ir a la selección y no entiendo el porqué. No le he hecho nada a la prensa deportiva. No entiendo porque me meten tanta caña a mí, una persona que siempre la he tratado bien.

P: ¿Piensa que se ejerció presión para que no volviese a la selección?

R: Claro que lo pienso. La verdad es que no se lo que tendrá Raúl o no, el peso que sigue teniendo, pero tengo que recordar a muchos que yo, junto a mis compañeros, conseguí una cosa muy bonita para España y levanté la Eurocopa. La gente me tiene que valorar por mi trabajo, que es futbolista, no como persona.

P: Las estrellas del Real Madrid siempre elogiaban a Del Bosque. ¿Ha sentido en este momento la mano del técnico?

R: Del Bosque me está dando mucha más fuerza para salir al campo y comerme todo. Ahora salgo a entrenar y aprovecho cada segundo, me pone cinco minutos de un partido y quiero brillar como hice en Bélgica, cuando di el pase de gol de la victoria faltando dos minutos y jugando en una posición que no es la mía, de interior.

P: ¿Necesita técnicos que sepan entenderle, qué manejen bien los temas psicológicos?

R: En parte sí, aunque con Luis Aragonés, que es tal como todos veis, también me ha ido fenomenal. Pero es verdad que con quien me fue de maravilla fue con Gregorio Manzano, que me hacía pensar mucho. Ahora, con Del Bosque he notado desde el principio su cariño en el trato. Es un tío especial. Una persona muy buena que nos quiere a todos por igual. Es un pedazito de pan.

P: ¿A qué cree que se agarra Del Bosque para seguir llamándole?

R: Me considera parte de un grupo que ganó la Eurocopa, en la que tuve la suerte de poder participar en casi todos los partidos, jugar minutos y aprovecharlos. Me dio más nombre. Es lo que me hace seguir viniendo. Él sabe que agradezco las oportunidades que me da y que voy a disfrutar cada minuto que me dé.

P: ¿Es feliz en Turquía?

R: Soy muy feliz. Estoy en un club grande como el Fenerbahce. Es verdad que en lo deportivo las cosas no me están saliendo muy bien, porque es muy pronto. Necesito tiempo. Es duro el cambio de país y pasar a un estilo de fútbol diferente.

P: ¿En qué lo nota?

R: En la velocidad con la que se juega. Aquí es más lento. Mucho toque. Echo de menos a compañeros como Ibagaza, cuando estaba en el Mallorca, o Xavi, en la selección. Ellos siempre me están buscando, están pendientes de mis desmarques cada vez que tienen el balón. Lo ven todo. En mi equipo no tenemos jugadores así.

P: ¿Qué es lo que más y lo que menos le gusta de Estambul?

R: Lo que más la carne, está deliciosa macho. Los kebabs de aquí no tienen nada que ver con los de España. Lo que menos, el tráfico. Lo de Madrid es una broma al lado de esto.

P: ¿Qué tiene Turquía que el otro día desdibujó a España?

R: Mucha más calidad de lo que muchos creían. Es un equipo que presiona bien, defiende duro y es difícil ganarles. Aquí además la afición les hace más peligrosa. Lo que empuja esa gente desde la grada es difícil de explicar, pero lo vamos a sentir bien.

P: Será centro de atención porque es doble enemigo, jugador de la selección española y del Fenerbahce, el gran rival del Galatasaray.

R: Me espera una buena pitada, pero no me importa. Poder jugar y marcar sería la leche. Un sueño que nunca había pensado conseguir. Habrá gente de mi afición en el campo que yo creo que se pondría hasta contenta si marco. Como lo haga lo voy a celebrar como un niño chico. No pararía de correr.

P: ¿Es la selección su refugio?.

R: La verdad es que sí, sentirme parte de este grupo, compartir todo lo que comparto con un grupo de jugadores tan buenos es la leche. No es nada bonito lo que me está pasando y ellos son mi mejor ayuda. Estoy muy agradecido.