Hallan en la casa de unos familiares a un jugador del Gremio que desapareció cuatro días

  • Río de Janeiro, 18 mar (EFE).- El zaguero juvenil Mario Figueira Fernandes, contratado hace diez días por el club Gremio brasileño y que estaba desaparecido desde el viernes, fue localizado en la noche del martes en la casa de unos familiares, informaron hoy fuentes policiales.

Hallan en la casa de unos familiares a un jugador del Gremio que desapareció cuatro días

Hallan en la casa de unos familiares a un jugador del Gremio que desapareció cuatro días

Río de Janeiro, 18 mar (EFE).- El zaguero juvenil Mario Figueira Fernandes, contratado hace diez días por el club Gremio brasileño y que estaba desaparecido desde el viernes, fue localizado en la noche del martes en la casa de unos familiares, informaron hoy fuentes policiales.

El jugador de 18 años, formado en el club Sao Caetano y considerado una promesa, fue localizado en Jundiaí, municipio del interior del estado de Sao Paulo, cuatro días después de haber abandonado la ciudad de Porto Alegre sin avisar a sus familiares ni a los dirigentes del Gremio.

Según la policía, tras pasar por diferentes ciudades, Fernandes llegó anoche a la casa de un tío en Jundiaí diciendo que estaba sin dinero y con hambre.

"Sabemos que está en la casa de un tío. Vamos a dejar que la familia se entienda primero, pero estoy curioso por saber lo que ocurrió", afirmó el presidente del Gremio, Duda Kroeff, al admitir que aún desconoce las razones para la desaparición del jugador.

El director del Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía Civil en Porto Alegre, comisario Ranolfo Vieira Júnior, afirmó que, tras contactado, el zaguero aseguró que apenas quería conversar con su madre, que lo esperaba en Porto Alegre.

"Él está asustado y debe explicar, cuando regrese a Porto Alegre, qué fue lo que pasó", afirmó Vieira Júnior.

Según el comisario, el joven retiró de su cuenta un total de 1.800 reales (unos 790 dólares) en los últimos cuatro días.

El saldo bancario mostró que el futbolista hizo una retirada de un cajero automático de un banco el viernes en Porto Alegre, otra el sábado en la ciudad de Londrina y una tercera el domingo en la ciudad de Florianópolis, un concurrido balneario en el sur de Brasil.

Las retiradas de la cuenta bancaria llevaron a sus familiares a pensar en la posibilidad de un secuestro, lo que fue rápidamente descartado por la policía.

La desaparición del defensa fue notada el sábado, cuando el Gremio informó a los familiares del jugador de que éste se había ausentado de los entrenamientos dos días seguidos.

Sus familiares, que viven en la ciudad de Sao Caetano, y su representante dijeron desconocer el paradero del futbolista y denunciaron el hecho a la policía.

El misterio aumentó cuando sus familiares dijeron que el jugador había dejado en el apartamento la mayoría de sus documentos, su teléfono móvil y toda la ropa.