Interior dice que permitió entrar en San Mamés a seguidores del Atlético porque "se comportaban pacíficamente"

Precisa que se estableció sobre ellos "un dispositivo de control" y que "se les escoltó hasta el estadio", donde fueron registrados

BILBAO, 26 (EUROPA PRESS)

El Departamento vasco de Interior aseguró hoy que la Ertzaintza permitió, el pasado sábado, la entrada de los seguidores del Atlético de Madrid al campo de San Mamés porque, de maneria previa, "se comportaban pacíficamente".

Además, precisó que se estableció sobre ellos "un dispositivo de control" y "se les escoltó hasta el estadio", donde fueron registrados.

De esta forma, salió al paso de las manifestaciones del Athletic de Bilbao que ayer explicó que pidió expresamente al Atlético que no diera localidades a los ultras para evitar altercados como los que finalmente se registraron, y aseguró que "una vez vendidas las entradas, el club no puede negarles el acceso".

Según indicó en un comunicado el Departamento que dirige Rodolfo Ares, sobre las ocho y media de esa jornada, antes a la celebración del encuentro entre el Athletic y el Atlético de Madrid, la Policía vasca localizó a "aproximadamente, un centenar de seguidores del club madrileño en un lugar alejado del estadio".

Agregó que, dado que ese grupo "se comportaba pacíficamente, sin corear eslóganes ni portar ningún tipo de emblema", se estableció sobre ellos "un dispositivo de control" y "se les escoltó hasta la entrada del estadio, donde se procedió a registrarles".

LANZAMIENTO DE OBJETOS.

Según Interior, en ese momento, un grupo de personas arrojó objetos contra ellos. Los seguidores del Atlético de Madrid fueron entonces ubicados en las localidades facilitadas por el Athletic, "sin mayores incidentes".

Los mismos medios indicaron que, al finalizar el partido, y "con el fin de evitar que ambas aficiones coincidieran en el exterior y se produjeran alteraciones del orden público" se retuvo a la afición del Atlético de Madrid en sus localidades, dentro del estadio.

Sin embargo, "un grupo de exaltados" intentó acceder al recinto para, desde el fondo norte, lanzar objetos a los seguidores del Atlético de Madrid, por lo que fue "necesario para evitarlo" la utilización de material antidisturbios. Como consecuencia de los incidentes, los ertzainas detuvieron a tres personas.